Agenda anticapitalista

Qué piensa En lucha | Movilizarnos para combatir los mercados

30/08/2011

Después de dos años de intensos recortes sociales ahora se pretende incluso reformar la Constitución española para intentar calmar a los mercados. En pocos días se ha forjado un acuerdo Zapatero-Rajoy para limitar el déficit público al 0,4% con reforma de la Constitución incluída. Una reforma vía exprés en ocho días y sin referéndum.

La limitación del déficit a través de la Constitución es una propuesta de los jefes de estado de Alemania y Francia, Merkel y Sarkozy. La medida se está llevando a cabo después de los ataques de los inversores financieros a la deuda pública de Italia y del Estado español este verano y con la profundización de la crisis de fondo. La limitación del déficit es una subordinación a los grandes poderes de la UE y una capitulación en toda regla a las presiones de los mercados. A pesar de que ni de lejos llega a la dureza de los rescates que han sufrido Grecia, Irlanda o Portugal, es un precedente muy peligroso que nos permite entender cómo funciona esta lógica: medidas impuestas desde arriba en contra de la población.

La gravedad de la medida es enorme. Ya la ofensiva de recortes sociales del Gobierno ZP de los dos últimos años ha tenido como objetivo reducir el déficit del 11% al 3% marcado por la UE. Ahora sentenciar por ley que el déficit sólo podrá ser del 0,4% implicará hacer más recortes y bloquear cualquier posibilidad de aumentar las inversiones sociales o realizar estímulos que pongan la economía al servicio de las necesidades de las personas.

Por si fuera poco el Gobierno Zapatero ha aprobado a finales de agosto medidas como permitir el encadenamiento sin fin de contratos temporales y alargar el uso del contrato de formación hasta los 30 años. Son dos ataques que fomentan todavía más la precariedad laboral entre los jóvenes.

El acuerdo Zapatero-Rajoy para blindar el déficit es antisocial y antidemocrático. Hace falta un referéndum para decidir sobre una medida de este calibre y que, además, reforma la “intocable” Constitución española. Hay que dar fuerza a las movilizaciones. Si los gobernantes no quieren que la población decida, es necesario organizar un referéndum popular donde se pueda votar sobre la limitación del déficit, además de cuestiones como los recortes sociales y el dinero dado a los bancos. El reto para el 15M es unir reivindicaciones democráticas y sociales. La democracia real no es posible con unos cambios institucionales sino que demanda de justicia social y democratizar todos los niveles de la economía.

Las manifestaciones del 18 de septiembre convocadas por el movimiento 15M contra los recortes sociales son muy importantes para hacer frente a los nuevos planes de los poderosos. Hay que luchar masivamente para parar los ataques sobre nuestras vidas.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×