Agenda anticapitalista

No basta con la indignación: ¡organízate!

03/01/2012

Frente a la crisis económica y política del sistema es necesario más que nunca plantear alternativas. Aquí explicamos brevemente la importancia de estar organizado para combatirlo con efectividad, qué es En lucha y cuál es nuestro proyecto Por Oleguer Bohigas.

A menudo, al hablar con activistas sobre la necesidad de organizarse, aparece de forma casi automática que las organizaciones no son necesarias, que uno puede participar individualmente en las luchas y movilizaciones, etc. ¡Pero cualquier manifestación ha sido organizada por alguien! La pregunta sobre si estar o no organizada no es real. El capitalismo nos junta en los bloques de pisos donde vivimos, en el trabajo, en la escuela, y nos organiza la vida para que seamos productivas. La cuestión no es estar o no organizada, sino estarlo de forma independiente al sistema. Cualquier persona que quiera cambiar el mundo no puede dejar de estar organizada.

Yo ya estoy organizada en el movimiento

Ésta también es una respuesta habitual. Pero los movimientos suben y bajan y se hacen necesarios espacio de participación que tengan continuidad en el tiempo más allá de campañas o movimientos puntuales. Por esto las organizaciones también cumplen la función de conservar la memoria de las luchas y movimientos. No en el sentido de preservar una memoria muerta, cerrada en los libros, sino de hacerla activa, de aprender de las victorias y derrotas del pasado para aplicarlo a las luchas del presente. Aprender también de las experiencias de otros lugares y otros ámbitos.

Construir una organización es en realidad construir una red de activistas que permita conocer y conectar experiencias aparentemente inconexas. Tener en cada momento una experiencia más amplia y una visión más global de lo que nos daría nuestra actividad individual.

Suele haber un sectarismo habitual a todo lo que suene a organización política. En parte por la experiencia de los partidos políticos tradicionales y de la izquierda institucional, cada vez más aislada de la lucha en la calle. Pero participar en organizaciones anticapitalistas es la mejor forma de garantizar espacios de debate constante para las activistas. La falta de democracia de los grandes sindicatos, de los partidos, o incluso de los movimientos vecinales, no se puede combatir individualmente. Si la gente más activista o más radicalizada se organiza es posible intervenir para democratizar los sindicatos o asociaciones de vecinos y hacerlas girar hacia la movilización.

¿Qué es En lucha?

En lucha nació a finales de los años 90 inicialmente como un grupo de debate, y se convirtió en una organización de activistas cuando apareció el movimiento antiglobalización y su posterior ciclo de movilizaciones, que culminó, en el Estado español, con el potentísimo movimiento antiguerra. Nacimos al calor de estas luchas y nos sentimos parte y herederos de estos movimientos.

Nuestra participación en estos movimientos siempre se basó en intentar conectar las luchas, defendiendo a ultranza la unidad en la acción de diferentes sectores de la izquierda, vengan de la tradición ideológica que vengan, a la vez que intentamos dotar de una visión más radical a todas las luchas. Una de nuestras prioridades siempre ha sido conectar los movimiento sociales, con la energía que imprimen en la sociedad y la nueva capa de activistas que atraen, a la clase trabajadora.

Para nosotros la clase trabajadora tiene un papel clave en cualquier cambio que se produzca en la sociedad. Como decía la revolucionaria alemana, Rosa Luxemburgo, “es allá donde se forjan las cadenas del capitalismo que se pueden romper”. Dicho de otro modo, las personas trabajadoras estamos en el núcleo de la producción del sistema. Las carreteras, los hospitales, los programas informáticos que utilizamos los producimos las trabajadoras. En ellas está, potencialmente, el poder para cambiar la sociedad. Rehuimos de la idea mitificada del trabajador de fábrica de mono azul. La producción de las ultimas décadas ha cambiado y con ella el mundo laboral. Esto no cambia, sin embargo, el hecho fundamental: que las personas trabajadoras tenemos el potencial para cambiar la sociedad de bajo a arriba.

Nuestro análisis sobre la clase trabajadora tiene mucho que ver con el socialismo desde abajo. La historia del siglo XX está llena de intentos de experiencias emancipadores fallidas. Muchas de ellas se basaban en un pequeño grupo de personas —un grupo de parlamentarios o una guerrilla— intentando liberar a la mayoría de población. Rechazamos la visión de socialismo desde arriba. Defendemos la idea de una revolución desde la base para acabar con el capitalismo. La clase trabajadora no puede ser salvada por una élite revolucionaria, sino que se debe autoemancipar a través de ella misma. Esto tiene consecuencias en nuestro día a día. Por eso impulsamos la unidad desde la base, defendemos que las luchas tengan el máximo de participación democrática e insistimos en la autoorganización de la gente.

Movimiento y organización

El 15M ha sido el acontecimiento político más importante de los últimos años y como En lucha nos hemos volcado completamente. A la vez que impulsamos la democracia directa de las asambleas locales defendemos la idea de más centralización para poder llevar a cabo propuestas para todo el movimiento que nos permitan avanzar. Defender que el 15M no se quede cerrado en sí mismo y se abra a toda la sociedad está vinculado con la idea de conectar con la clase trabajadora y con los sindicatos.

La radicalización y el aumento del activismo que ha supuesto el 15M, abre un espacio para que organizaciones como En lucha crezcan. Esto ya está pasando. Nuestra extensión territorial en comarcas como el Vallès o en diferentes ciudades de Andalucía donde no teníamos ningún núcleo lo demuestran. Muchos activistas se han acercado o se han afiliado a En lucha buscando un referente en medio de la dispersión.

Necesitamos crecer para difundir las ideas revolucionarias dentro del movimiento. Pero al mismo tiempo, defendemos la idea de construir un polo anticapitalista con otras organizaciones y otros activistas que ahora mismo no están organizados. En un momento de crisis y falta de alternativas necesitamos más que nunca la unidad de la izquierda anticapitalista, no sólo en la acción, sino confluyendo en un espacio político organizado. En Catalunya hemos participado en proyectos como las CUP o Des de Baix y a nivel estatal en la campaña de Anticapitalistas en las últimas elecciones generales. Son pasos, pero para nosotros insuficientes. Hay que avanzar hacia una unidad orgánica de las activistas anticapitalistas.

Si eres lector o lectora habitual de este periódico y estás de acuerdo con nuestras ideas, te invitamos a que te unas a En lucha y pases de la indignación a la organización, porque si no es ahora y aquí ¿cuándo?.

¿Por qué me uní a En lucha

Marta Mouzo, Palma

“Después de un par de meses participando activamente en la agrupación de Palma y de conocer mejor el proyecto, quise dar un paso y comprometerme un poco más con la organización y con su lucha. ”

Ferrán, Barcelona

“Sigo creyendo en la necesidad de un cambio social que conlleve el fin de toda forma de explotación y opresión y en donde uno de los valores principales esté basado en el compañerismo y la solidaridad. Entre las muchas tareas que hay por realizar, ademas de aumentar el nivel de conciencia, de promover la unidad de las trabajadoras a todos los niveles, está el de crear una organización que aglutine a las personas marxistas revolucionarias y que sea capaz de dotarse de los criterios políticos que orienten para que ese cambio sea realidad cuanto antes. Como sé que en En lucha se dan estas características me impliqué para poder colaborar y hacer un trabajo en común, en vez de ir de francotirador y, por tanto, que mi trabajo sea mas positivo. ”

Violeta Benítez, Córdoba

“Me afilié a En lucha por sus dinámicas, muy positivas, honestidad y claridad en el trato, así como por la ausencia de sectarismo y presencia de respeto y trato cuidadoso con el movimiento y entre las compañeras. ”

Dania María Medina, Universidad Autónoma de Barcelona

“Me he afiliado a En lucha porque supone una esperanza y un ejemplo de que juntas, unificando las luchas, podemos parar los ataques antisociales y, sobre todo, de que si nos organizamos el poder es del pueblo.”

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×