Agenda anticapitalista

La huelga indefinida de docentes: un pulso contra las políticas neoliberales

28/09/2013

Lio Bechara (@Rebel_Dignity) explica cómo será clave que se conozca la experiencia de esta lucha desde la base de la comunidad educativa de las Illes Balears, así como contagiarla y extenderla al resto de sectores.

Este curso las escuelas e institutos públicos y concertados de las Illes Balears no han comenzado con normalidad. Desde el lunes 16 de septiembre ha habido huelga indefinida convocada desde abajo, desde un órgano de democracia de base donde toman decisiones las personas trabajadoras docentes de manera directa, sin intermediarios: la Asamblea de Docentes. Formada por portavoces de las asambleas de todos los centros educativos y representantes de sindicatos, ésta ha sido la estructuración capaz de articular con fuerza una respuesta a la altura de las políticas neoliberales del gobierno del PP.

Raíces y recorrido

La Asamblea de Docentes nace en marzo de 2013 de una convocatoria hecha por los principales sindicatos en el sector educativo, el Stei, la FECCOO y FETE- UGT y la AMPE, pero rápidamente se ve desbordada por la articulación de asambleas locales en todos los centros. Estas eligieron portavoces que se reunieron en asambleas generales, que iban de forma itinerante por diferentes institutos y colegios del todo el territorio.

La Asamblea de Docentes tiene tres grandes raíces que han ayudado a aglutinar a todo el profesorado de manera asamblearia. El 15M, la Plataforma Crida y las manifestaciones y huelgas en defensa de la lengua y la educación. El 15M se refleja en la organización horizontal y de base y su impulso de transformación social y política.

La Plataforma Crida, constituida en marzo de 2012 es el órgano embrionario sobre el que se ha construido la Asamblea de Docentes y agrupa padres, madres, estudiantes y docentes en asambleas distribuidas a lo largo de los centros de todo el territorio.

Paralelamente a lo largo del 2012 ha habido fuertes luchas y movimientos en defensa de la lengua y la educación, que ha sufrido ataques continuos con legislaciones degradantes por parte del gobierno del PP. Explosiones sociales como los escraches de #MallorcaEsbroncadaTour donde se hacían concentraciones en todos los pueblos donde el presidente Bauzá y el consejero de educación Bosch hacían un acto. También la manifestación del 25 de marzo en defensa de la lengua y cultura de las Illes, convocada por la Obra Cultural Balear, la más numerosa de la historia de las Illes con más de 50.000 participantes. Conjuntamente la mediática ocupación de la Conselleria en defensa de la educación de calidad y en catalán por parte de la asamblea de estudiantes de la UIB, por la que se pide prisión de 4 a 12 meses a 42 estudiantes y profesores de la universidad.

Mientras tanto el colectivo de docentes realizó a lo largo del curso pasado cuatro huelgas de educación con una participación mayoritaria que dotaron de capacidad organizativa a todo el sector.

La convocatoria

Pero después de la huelga general educativa del 9 de mayo la respuesta por parte de las instituciones seguía siendo de indiferencia. Dentro de la Asamblea de Docentes, ya desde marzo se sondeaba a las diferentes asambleas locales la posibilidad de una huelga indefinida, pero ésta aún no era del todo apoyada en el colectivo, a pesar de que había varios mativos para hacerla: la rebaja salarial del 5% en 2010, el Decreto Ley de medidas urgentes para reducir el déficit (un paquete de recortes que incorpora la suspensión de los complementos al sueldo, el no pago de los meses julio y de agosto a los interinos, el aumento de las horas lectivas, el aumento de las ratios de alumnos, sustituciones a partir de los 30 días, bajas laborales no remuneradas, etc.), los más de 1.000 docentes interinos que no han sido renovados, etc.

Pero sin duda lo que ha hecho estallar las llamas han sido las políticas lingüísticas del gobierno del PP. El curso 2012-13 aplica la libre elección de lengua que apostaba por que los padres matriculasen a los niños y niñas en lengua castellana. Supuso un fracaso total, ya que sólo el 8% lo hizo. Por lo que el Gobierno optó por un nuevo ataque. El Tractament Integral de Llengües (TIL), que tiene la intención de implantar un modelo educativo en tres lenguas, marginando el catalán, pero que no tiene ni profesorado adecuado, ni un presupuesto para la aplicación dentro el presente curso. Además quita autonomía a los centros.

La aprobación del TIL se ha hecho por decreto, aprovechando la mayoría absoluta del PP, y contra toda la comunidad educativa, saltándose la sentencia del TSJIB que suspendía cautelarmente la aplicación por tener claramente un defecto de forma en la aplicación. Además se han expedientado a tres directores que presentaron objeciones a la aplicación del TIL.

Por todos estos motivos y la negación del diálogo y del consenso es por lo que se empezó a perfilar una huelga indefinida.

El procedimiento para convocar la huelga ha sido todo un ejemplo de poder colectivo. Según explican en las actas de la propia asamblea, la forma de convocar huelga legal fue la siguiente: convocar una asamblea de trabajadores y trabajadoras con un único punto en el orden del día que sea “aprobación de convocatoria de huelga” y hacer una votación secreta en que el “sí” gane por mayoría simple. El problema ahora se encontraba en la forma de convocar esta asamblea con el único punto. Y de las diferentes formas para que ésta tuviera validez legal se escogió la de recoger firmas directamente de la gente trabajadora en un número no inferior al 40% del colectivo convocante. Recogida de firmas que se llevó a cabo del 4 al 30 de agosto donde se recogieron mucho más de las 4.000 firmas necesarias. Este proceso mismo de recogida ha sido clave para fortalecer las redes internas y las relaciones entre las diferentes asambleas de base en los centros, en un mes de agosto que siempre está marcado por la desmovilización. La votación por el “sí” a la huelga indefinida fue de un 95%.

Seguimiento y solidaridad

Este es un conflicto de clase, es un pulso al gobierno. En el momento de escribir este artículo ya ha pasado la primera semana de la huelga y el seguimiento ha sido contundente. La primera semana las cifras han sido espectaculares: de lunes a viernes el seguimiento de la huelga ha sido aproximadamente del 90’3%, 80’4%, 68’8%, 55’8% y 53’3%. Y el comienzo de la segunda no afloja con un 46,5% y un 68 %. Simplemente impresionante.

Pero impresionan no menos las muestras de solidaridad en los actos que rodean la lucha. Concentraciones de miles de personas ante el Consejo de Gobierno, del Parlamento, en la Universidad, las acampadas de los padres en Menorca, la caja de resistencia, herramienta histórica de la lucha que se puso en marcha para dar apoyo económico y ya ha superado los 150.000 €.

Pero también las históricas concentraciones alrededor de los Països Catalans han dado ánimos a continuar luchando. Con artistas como Miquel Barceló, Lluís Llach o el rapero Valtonyc dando apoyo.

Estudiantes y adolescentes hacen piquetes informativos convocados por el sindicato SEPC en Palma y están ejerciendo activamente el derecho a huelga, recibiendo una fuerte represión policial.

La respuesta del gobierno es que es una huelga política y no quieren ceder. Tratan de difamarla diciendo que no es por motivos laborales, y así tratan de añadir miedo a las personas en huelga. Esto demuestra el carácter ideológico de las propuestas del gobierno. El ministro Wert ha declarado que los niños y niñas de Balears están sufriendo una huelga política. Pero lo cierto es que hay más estudiantes en la calle que nunca.

Esta huelga indefinida es un paso clave para el movimiento del sector público contra los recortes. Y deja ya un poso de experiencia del poder colectivo construido desde la base. Demuestra una impresionante capacidad solidaria de la clase trabajadora y la fuerza y esperanzas de la que se impregna todo un colectivo en lucha. Ahora es el momento de contagiar esta experiencia al resto de sectores.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×