Agenda anticapitalista

En pocas palabras | PSOE: crisis en la crisis

29/11/2012

Miguel Sanz (@msa980). El PSOE se encuentra en su peor crisis desde la llegada de la democracia parlamentaria al Estado español. En las últimas elecciones generales de 2011 obtuvo el porcentaje de voto más bajo de toda su historia moderna. El liderazgo es débil y cuestionado pero se carece de personas en la primera línea no vinculadas a los fracasos electorales recientes y al denostado ex presidente Zapatero. Existen muchas tensiones e inquietudes internas en torno al futuro próximo del PSOE.

Desde la década de los 80 y 90 los partidos socialdemócratas de occidente son cada vez menos de izquierdas. El PSOE y sus equivalentes en otros países han ido defendiendo cada vez más abiertamente un modelo de gestión del capitalismo donde ya no caben reformas a favor de la gente trabajadora. El PSOE sufrió esta derechización en la segunda mitad de la década de los 80, durante su primer periodo en el poder.

En esta etapa, en la que el Estado español entró en la OTAN y en la Comunidad Económica Europea, el PSOE forjó una dirección política y un aparato a diferentes niveles comprometidos con los intereses del gran capital español y europeo, al tiempo que conservó algunos elementos sociales progresistas heredados en su política. En esta época también llegó la corrupción y la derechización férrea en otras cuestiones como el problema nacional, hasta el punto de ser el principal impulsor del terrorismo de estado contra ETA a través de los GAL.

“Pasokización”

La gestión antisocial de la crisis que el PSOE ha realizado durante su última etapa de gobierno, con Zapatero al frente, no es más que una prolongación de esta trayectoria histórica, pero con un viraje neoliberal acusado a partir de mayo de 2010. Que el giro a la derecha del PSOE durante la crisis económica le ha llevado a esta situación de debacle electoral es un hecho que todo el partido certifica internamente. Frente a esto, caben dos opciones: o el giro hacia la izquierda para enderezar la trayectoria, o la llamada oposición responsable, que implica la búsqueda del consenso con el PP y la aceptación del núcleo duro de las políticas de la Troika: rescate, reducción del déficit y recortes… tanto estando en la oposición como en el gobierno.

El primer camino sería dejarse llevar y sumarse a la onda de reactivación que están viviendo los sindicatos mayoritarios como oposición real al Gobierno e ir a la calle a remolque del 15M y sus espacios derivados. Esta es la posición que defienden corrientes de opinión interna como Izquierda Socialista, que apuestan por un congreso de renovación y la celebración de primarias. Pero a menos que se produzca algún tipo de rebelión que dé luz a un nuevo liderazgo, la maltrecha democracia interna del partido hace bastante poco probable este camino.

El PSOE va, por tanto, hacia el sendero inverso, que es el mismo por el que ha venido transitando hasta ahora. Lo increíble es que se quiera seguir a sabiendas de que se dirigen al precipicio, como le ha pasado ya al Partido Socialista griego, el PASOK. Este partido, al igual que el PSOE, ha dirigido el país durante las últimas décadas y también, al igual que el PSOE, ha pasado de tener un porcentaje histórico de votos, en torno al 40%, a caer estrepitosamente con la llegada de la crisis económica.

El ejemplo del PASOK muestra que la participación plena en las políticas neoliberales de choque frente a la crisis, defendidas por la Troika, acarrea el coste de perder todo el apoyo de la clase trabajadora, a favor de fuerzas políticas a la izquierda de la socialdemocracia oficial (Syriza en el caso griego, pero podría ser IU en España, como lo ha sido AGE en Galiza). El PASOK obtuvo un 13% de votos en las elecciones de mayo de 2012 (frente al 44% que obtuvo en 2009) y las últimas encuestas lo terminan de rematar con un 6-7% de intención de voto. El PSOE conserva un porcentaje de intención de voto del 24%, pero bien podría ver reducido aun más este apoyo si confirma su actual línea política de compromiso con las políticas neoliberales, ejercida por Zapatero y confirmada por Rubalcaba durante su primer año en la oposición. De volver al Gobierno en los próximos años, la “pasokización” estaría garantizada.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×