Agenda anticapitalista

Elecciones Europeas: Podemos romper la UE

01/05/2014

Jesús M. Castillo

teresss

La Unión Europea (UE) que sufrimos actualmente ha sido, desde sus inicios, una herramienta diseñada para responder a los intereses del 1%. Los grandes capitalistas europeos la han venido construyendo para defender sus intereses económicos desde que en los años cincuenta fundaran la Comunidad Europea del Carbón y del Acero. Desde entonces, vienen utilizando la UE para buscar nuevos mercados, mano de obra barata, intervenir de forma coordinada en guerras o colaborar entre ellos frente a otros bloques imperialistas. Al mismo tiempo que los políticos del sistema iban uniendo las piezas de una maquinaria política nada democrática y al servicio de las transnacionales europeas, las luchas en las calles y centros de trabajo (mírese a Mayo del 68) arrancaron de la UE derechos que la revistieron de un aura social frente a otros poderes internacionales supuestamente más agresivos. Esta careta humana empezó a caer tras la crisis de los setenta y la respuesta neoliberal de los dirigentes europeos, al mismo tiempo que se profundizaba la unión política y el “libre mercado”. Entonces, mucha gente, engañada por Felipe González, pensó que la UE era algo progresista pues ayudaría a salir del atraso y el aislamiento de la dictadura franquista. Sin embargo, la crisis económica actual ha acabado dejando claro lo que es la UE: un bloque imperialista que no duda en aliarse con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para machacar a la gente trabajadora al mismo tiempo que le roban sus servicios públicos y abren campañas imperialistas en África y el Este de Europa (véase ahora en Ucrania).

Afortunadamente, cada vez somos más la gente que nos estamos dando cuenta que esta UE austericida y nada democrática no nos representa. Que la UE del 1% no tiene refundación porque está podrida en lo más profundo de su existencia, como el sistema al que se debe. La UE está sumida actualmente en una crisis política y económica que solo le deja una salida para sobrevivir, profundizar en una unión, política, militar y financiera, más antidemocrática e insostenible social y ambientalmente.

La Europa de los pueblos

Frente a esta huida hacia adelante del 1%, queremos construir una Europa de los Pueblos, de la gente trabajadora. Una Europa a la que apuntan movilizaciones como la huelga general europea del 14 de noviembre de 2012. Tenemos que salir del Euro y de la UE para recuperar nuestra soberanía como pueblos trabajadores. Por esto necesitamos una salida de la UE que reparta las riquezas que la troika concentra cada vez en menos manos. De hecho, la lucha contra la austeridad y la dictadura del capital de la UE nos está sirviendo para ir construyendo desde abajo los cimientos de una nueva sociedad. Una sociedad que respetará al medioambiente, al derecho a la autodeterminación de las naciones oprimidas, y que pondrá por delante los intereses de la mayoría a los beneficios de unos pocos. Ejemplos de estas luchas desde las bases de la sociedad son la ola de huelgas en Grecia y la lucha desde el Movimiento 15-M a las Marchas de la Dignidad del 22-M en el Estado español.

Por otro lado, creo que también es importante, al mismo tiempo que luchamos en las calles y centros de trabajo, entrar en sus instituciones para gritar y que nos escuche todo el mundo, que esta UE no funciona. Debemos entrar en unas instituciones nada democráticas en un “caballo de troya” para arrancar reformas con las que podamos vivir mejor, y al mismo tiempo hacer de puente y altavoz de las luchas sociales que están dando a luz a nuestra Europa.

En este escenario, la candidatura Podemos a las elecciones europeas del 25 de Mayo viene a unir a una ciudadanía muy diversa y antineoliberal, entre ella a la que quiere mostrar su voto rupturista con esta UE del 1%. Sin duda, Podemos aparece como espacio ciudadano muy sugerente para este objetivo, con una lista de candidatos elaborada en las primarias abiertas con mayor participación hasta la fecha y con un programa construido desde abajo recogiendo las reivindicaciones de los movimientos sociales. Podemos es un proyecto popular abierto y en autoconstrucción para asegurar que vaya quien vaya a las instituciones hablará y actuará en todo momento con el pueblo y bajo su control democrático directo.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×