Agenda anticapitalista

Editorial | Por un frente de lucha amplio

03/02/2013

Por En lucha. Los principales partidos que dicen que la población se tiene que apretar el cinturón son los que han concedido ayudas de más de 100.000 millones de euros a la banca. Estos mismos partidos están atravesados por numerosos casos de corrupción y de financiación ilegal. Estos casos no son puntuales, sino que indican los grandes vínculos entre los gobiernos y los negocios establecidos con la burbuja especulativa y las políticas neoliberales.

Los gobiernos y la patronal muestran los recortes como el único camino y presentan las protestas como irracionales. Pero esta idea falla cuando después de varios años de austeridad se profundiza la crisis. La realidad es que el capitalismo es un sistema descontrolado que no se puede regular. Su dinámica de competencia feroz incentiva la busca del beneficio por encima de las personas, la destrucción de puestos de trabajo, la privatización de servicios básicos como la educación y la sanidad. Como decían los médicos de Madrid: si la sanidad pública le cuesta dinero al Estado, ¿cómo es que las empresas privadas se la quieren quedar? Y si da beneficios, porque se da a las empresas? Ante esto la razón está del lado de las movilizaciones.

Las direcciones de los grandes sindicatos están teniendo una actitud pasiva y moderada ante el desastre social que estamos viviendo. Pero las dos huelgas generales del marzo y noviembre del año pasado tuvieron un buen seguimiento y muestran que hay mucha gente dispuesta a luchar.

En los servicios públicos está habiendo una respuesta a la ofensiva de austeridad. Destacan los trabajadores y trabajadoras de sanidad con diferentes huelgas en Madrid y encierros en los hospitales catalanes. La comunidad educativa también está alerta por el nuevo proyecto de ley de educación del gobierno central (la LOMCE), que profundizará el modelo de gestión privado en la educación.

A finales de febrero habrá diferentes movilizaciones en todo el estado contra los ataques sociales. Son una buena noticia puesto que unirán diferentes sectores que se están movilizando. Hay que avanzar en esta línea y hacer confluir las “mareas”, de educación, de sanidad, del transporte y las plantillas de las empresas privadas, en un amplio frente contra los recortes. Hay que construir una movilización continuada. Y, al mismo tiempo, hay que vincular las luchas concretas con alternativas globales que desafíen la lógica de la austeridad. Algunas alternativas son: dejar de pagar la deuda (que significa vaciar los presupuestos públicos para pagar a los especuladores), parar las ayudas multimillonarias a la banca y nacionalizarla bajo control social, e intervenir los beneficios de las grandes empresas. En definitiva, hay que plantear una salida anticapitalista a la crisis.

Aglutinar las personas y los diferentes sectores de la izquierda que comparten esta visión es importante tanto para impulsar la resistencia a los recortes de forma unitaria y desde la base, tejiendo vínculos entre las diferentes luchas, como también para promover alternativas a la bancarrota de los gobiernos de la austeridad y del sistema que defienden.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×