Agenda anticapitalista

Editorial | Meses que marcarán años

09/10/2011

Este último verano ha sido sin duda un verano atípico con respecto al nivel de luchas, el cual se ha mantenido muy alto pese a que habitualmente son meses de descanso. Esto, mezclado con la situación política y económica, ha hecho que durante meses el movimiento 15M haya ido anunciando una vez tras otra que éste será un otoño caliente, lleno de luchas sociales y laborales. Como en otras muchas cosas, el tiempo nos ha dado la razón a aquellas que decíamos que éste sería un otoño caliente. Pero dada la situación internacional y estatal, quizás nos hemos quedado cortos y el otoño será mucho más caliente de lo que nos pensábamos.

Los efectos de la crisis a nivel internacional están poniendo contra las cuerdas a los organismos internacionales, que plan de austeridad tras plan de austeridad son incapaces de encontrar una solución a los problemas económicos que afrontan países como Grecia o Italia. Los enfrentamientos en las calles de Grecia han vuelto tras el verano y ya han convocado una nueva huelga general para el 3 de octubre. La situación vuelve a ser explosiva. Italia vivió durante el verano su primera huelga general, el Reino Unido los primeros grandes disturbios a raíz de los efectos de la crisis y la Revolución Egipcia —pese a lo que se está diciendo— ha visto cómo en las últimas semanas de septiembre más de medio millón de trabajadores han participado en una nueva oleada de huelgas, muchas de las cuales han acabado en victoria.

En el Estado español las reacciones a los recortes están empezando también a tomar formas de movimientos de masas. Primero fue el 15M, pero ahora son los y las trabajadoras organizadas las que están mostrando su poder en las calles. La huelga de tres días de los profesores y profesoras en la Comunidad de Madrid, con cientos de asambleas de base organizadas por zonas, es algo que no se veía desde hacía décadas. La intención de convocar una Asamblea General de estudiantes, trabajadores de PAS y profesores de todas las universidades catalanas es otro paso en este sentido. Al cierre de esta edición trabajadoras de la sanidad y usuarias se disponían a ocupar el Hospital de Sant Pau de Barcelona. Que pase todo esto sin que haya acabado el mes de septiembre confirma que decir otoño caliente se quedarse muy corto. Y ya podemos afirmar sin miedo que estamos ante unos meses de lucha que decidirán cómo serán nuestras vidas durante décadas. Ganar o perder las luchas que estamos a punto de vivir decidirá si se impone la austeridad con todo lo que esto implica, o si imponemos nuestra manera de organizar los recursos y la sociedad. La unión del 15M con la fuerza de los y las trabajadoras defendiendo sus derechos no es algo sólo deseable, sino imprescindible para tumbar los recortes. Para poder vencer hemos de tener clara una cosa: sin la intervención decidida de los y las trabajadoras organizadas no se podrán parar los recortes. Su intervención evidentemente no garantiza la victoria, pero su no intervención sí que garantiza la derrota.

Nos ha tocado vivir días de recortes y de luchas, de nosotros depende que también sean de victorias.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×