Agenda anticapitalista

Editorial | El año del cambio

04/02/2015

En lucha

Los resultados electorales en Grecia son un shock para la clase dirigente en toda Europa. Por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial, un partido a la izquierda de la socialdemocracia gana las elecciones. El giro hacia la izquierda es masivo. No es sólo el 36,3% que obtuvo Syriza. Sumando el Partido Comunista, Antarsya y otras listas, un 42,5% votó a la izquierda. En los barrios obreros el voto de izquierdas es mayoritario, más de 53%. El Pasok, partido hermano del PSOE, se ha hundido. Del 12,5% en las elecciones de 2012, ahora obtuvo un 4,7%.

La gente está entusiasmada. Entienden que la victoria de Syriza es un producto de las luchas. Por eso, los nuevos ministros de Syriza se sintieron obligados, incluso en el primer día tras su nombramiento, a repetir que van a cumplir las reivindicaciones de los movimientos más importantes de los últimos años: subida del salario mínimo, parar las privatizaciones de los puertos y la energía, legalizar a los hijos e hijas de los inmigrantes, readmitir trabajadores que el último gobierno había despedido en el sector público.

El giro ha sido hacia la izquierda, pero el gobierno es una mezcla de derecha y de izquierda. La baja participación de mujeres en el nuevo gobierno es sólo una señal. Syriza ha pactado con los Griegos Independientes, un partido populista y racista. El 17 de febrero tendrá lugar el primer encuentro con la UE. Syriza va con las manos atadas, porque ha dicho que quiere pagar la deuda, que respeta todos los tratados y que quiere que Grecia se mantenga en el euro. La dirección de Syriza cree que puede convencer a la Troika, sin llevar a cabo ninguna “acción unilateral”.

Por eso es tan importante que los movimientos sigan adelante con sus propias luchas. Sin esperar a las negociaciones de Syriza. Y en este proceso, va a verse aún más claro por qué hace falta un programa anticapitalista. Un programa de no pagar la deuda, nacionalizar la banca, salir del euro.

El año del cambio ha empezado en toda Europa. Rajoy y Pedro Sánchez tienen muchas razones para tener miedo. Van a acabar como Samarás y Venizelos en Grecia. Lo que nosotras tenemos que aprender de Grecia es que la clave está en las luchas y no a la paciencia hasta las próximas elecciones.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×