Agenda anticapitalista

Editorial | 29-M: sólo el primer paso

02/03/2012

En lucha. Los recortes de hoy sólo son la punta del iceberg de lo que vendrá mañana. El gobierno del PP no para de lanzar avisos para navegantes de que los recortes que vendrán —en palabras de la portavoz del Gobierno Saénz de Santamaría— “no tendrán nada que ver con los que se han hecho hasta ahora” y supondrán un ajuste “radical en la forma de gestión pública”.

Por otro lado la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno —en connivencia con la patronal— sólo hace que recortar una vez más los derechos de la clase trabajadora. Las reformas en el mercado laboral que implica son el paraíso en la tierra para los empresarios: despido casi gratuito, poder para bajar sueldos unidireccionalmente o poder para saltarse los convenios colectivos, son sólo algunos de los recortes brutales en derechos laborales.

Sin embargo, la respuesta ante estos ataques no se ha hecho esperar. Decenas de miles de personas han salido en el País Valencià contra los recortes, en lo que ya se denomina la primavera valenciana. Antes, decenas de miles habían salido a la calle contra la Reforma Laboral el 19 de febrero. Y las últimas manifestaciones del sector educativo han sido las más masivas desde el movimiento contra la LOU del 2001-2002. Que pase todo esto cuando todavía no se han cumplido ni cuatro meses de gobierno de Rajoy muestra dos cosas. Primero, que —al igual que los recortes— las movilizaciones de hoy sólo son la punta del iceberg de las que vendrán. Y segundo, que la gente está dispuesta a luchar a unos niveles masivos que no se habían dado hasta ahora.

Al cierre de esta edición la huelga general del próximo 29 de marzo parece más que segura. Será un día donde la clase trabajadora podrá demostrar que es la única con el potencial para parar los recortes. No obstante, un sólo un día de huelga general no será suficiente para parar la Reforma Laboral. La lucha sostenida y en muchos casos victoriosa de la clase trabajadora griega nos tiene que servir de ejemplo.

De ahí que desde el movimiento sindical y los movimientos sociales debemos exigir a CCOO y UGT que vayan más allá. Es necesario un plan de luchas sostenido en el tiempo. Muchas personas están dispuestas a luchar, pero sólo si ven que la lucha y el esfuerzo les servirá para conseguir victorias. A la vez, sabemos que las burocracias sindicales querrán volver a la mesa de negociación el 30 de marzo para retocar la Reforma Laboral. No se lo podemos permitir. La presión del movimiento y las demandas del 29M tienen que ser claras en este sentido: retirada total de la Reforma Laboral y ninguna negociación en nuestro nombre.

La clase trabajadora ya ha demostrado antes que la calle puede cambiar lo que se decide en el parlamento. Tenemos que confiar en nuestras posibilidades. Podemos parar la Reforma Laboral. Para ello debemos asegurarnos que la Huelga General del 29M sea todo un éxito. Las condiciones están más que dadas. El mensaje tiene que ser claro: el 29M sólo será el primer paso.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×