Agenda anticapitalista

22M: construyendo un espacio común de lucha y reivindicación

02/03/2014

Felix Iritzar

La Marea Blanca ha sido una de las muchas luchas que han tenido lugar este año en Madrid.

La Marea Blanca ha sido una de las muchas luchas que han tenido lugar este año en Madrid.

Marcha 22M | Madrid será tomada por diversos movimientos para exigir más derechos

En el sindicato ESK afrontamos el reto de luchar por una sociedad más justa. En nuestra ponencia, de la asamblea del pasado 8 de noviembre, apostamos por un modelo de contrato social que anteponga a las personas frente a lo mercados financieros, un nuevo paradigma generado desde valores anticapitalistas, ecologistas, feministas, internacionalistas… un nuevo paradigma que sitúe a las personas y su bienestar como centro de la actividad humana; centrando una gran parte de nuestra crítica en los actuales modelos de producción y consumo.

Para nuestro sindicato es imprescindible por lo tanto superar el actual modelo capitalista, un modelo que aleja a la ciudadanía de la participación política, generando instituciones representativas pero no participativas; de ahí aquello de que no nos representan. En el caso del Estado español un modelo que da cobertura a un gobierno que con sus políticas de sumisión a la Troika empobrece y precariza la vida de la población. Políticas económicas de sumisión al capital impuestas a sus ciudadanos y ciudadanas, e impuestas a los pueblos y naciones sin estado como Euskal Herria.

En ESK entendemos que, si bien nuestro ámbito de trabajo se sitúa en Euskal Herria, tenemos anhelos y reivindicaciones comunes a las organizaciones de clase de otros pueblos y naciones, pero más en concreto, con las organizaciones del Estado español, tenemos enemigos comunes a los que es preciso combatir. Las Marchas de la Dignidad 22M representan la lucha contra esos enemigos comunes.

La unidad de acción de sindicatos y organizaciones de clase que se genera con la movilización de las marchas 22M construye un espacio de lucha que trasmite ilusión a la clase trabajadora y a esa parte de la sociedad más combativa, que ha perdido la esperanza viendo cómo los sindicatos mayoritarios en el estado se venden y claudican. Esto puede suponer un antes y un después para la respuesta conjunta de la izquierda transformadora a las agresiones que sufren la ciudadanía en general y la clase trabajadora en particular en el Estado español.

Espacio de continuidad

En este espacio, ESK observa condiciones válidas para el trabajo en común, independientemente de que no renunciemos a nuestro propio calendario de movilizaciones y a nuestra agenda de reivindicaciones propia.

La posibilidad que surge a partir del 22M para la construcción de un espacio que de continuidad a las Marchas de la Dignidad no obstante, no debe constituir únicamente un elemento que se aglutine en base a un mínimo común denominador de reivindicaciones compartidas. Al igual que las Marchas de la Dignidad 22M dan cabida a las reivindicaciones de las diversas columnas, el espacio que se genere de la continuidad de las marchas 22M debe incorporar elementos de empatía hacia las reivindicaciones propias de los pueblos y naciones del estado y de sus organizaciones.

Por todo ello participamos en las Marchas de la Dignidad 22M, porque tenemos aspiraciones y anhelos comunes. Porque tenemos sed de justicia social, hambre de valores que defienden el reparto de la riqueza, el empleo y los trabajos, de valores que antepongan a las personas frente a los mercados sin rostro y sin piedad. Necesidad en fin, de poder construir un futuro de hombres y mujeres libres.

Pero también participamos por incorporar nuestras propias reivindicaciones, reivindicaciones que queremos trasladar y que pedimos hagáis vuestras. Trasladamos nuestra reivindicación por un marco vasco de relaciones laborales, la reivindicación del derecho a decidir su futuro para los pueblos y naciones sin estado y os presentamos nuestro esfuerzo por la elaboración de una carta de derechos sociales para Euskal Herria en el que estamos trabajando los sindicatos y organizaciones que conforman el espacio socio-sindical en el que ESK trabaja. Osasuna eta askatasuna.

Felix Iritzar es miembro del sindicato ESK Euskal Herria

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×