Agenda anticapitalista

“Anticapitalistas”: una alternativa en las elecciones

02/11/2011

Joel Sans Molas analiza el escenario para la izquierda anticapitalista en unas elecciones generales convulsas y marcadas por la crisis.

Las elecciones generales del 20N se desarrollan en un momento convulso. Están marcadas por la profundización de la crisis después de cuatro largos años, con un empeoramiento de las condiciones de vida de gran parte de la población. Y también por una oleada de movilizaciones que va desde el movimiento 15M hasta las luchas del sector público, especialmente con las huelgas por una educación pública en Madrid.

Este contexto hace que la campaña electoral se presente particularmente intensa y que aflore la necesidad de una alternativa desde la izquierda combativa. Esto es así aunque no haya grandes dudas sobre el resultado general de las elecciones. El mandato del PSOE, después de siete años en el Gobierno, toca a su fin después de una batería de ataques sociales sin precedentes. Una buena parte del electorado que había votado a este partido el 2004 y el 2008 dejará de hacerlo. Más que la posibilidad de que gane el PP, perderá el PSOE.

Después de la caída en picado en las elecciones municipales y en varias comunidades autónomas el pasado mes de mayo, lo único que ha podido decidir el PSOE ha sido en qué día cavar su tumba. Y ha escogido unas elecciones anticipadas que muestran la erosión de un Gobierno que el 2004 se postuló como progresista y que ha acabado rebajando los salarios a los trabajadores públicos, atacando los derechos laborales y haciendo un sumarísimo recorte a las pensiones.

El PSOE busca desesperadamente recuperar votantes haciendo un giro discursivo hacia la izquierda y presentando a Rubalcaba como una figura que rompe con la trayectoria del Gobierno Zapatero. Pero Rubalcaba es tan sólo un líder temporal para salir del paso. El discurso social es papel mojado y no puede esconder el alma neoliberal del candidato, como se vio con su apoyo a la reforma de la Constitución que consagraba el límite del déficit. Ya se verá hasta dónde llega el declive del PSOE, pero esta erosión está haciendo que varios proyectos desde la izquierda aprieten con fuerza.

Una de las novedades es Equo. Este partido, que se postula ecosocialista, se caracteriza por un programa moderado de mejoras sociales y de defensa del medio ambiente. Se trata de un ideario bastante limitado a la hora de afrontar la crítica situación actual y en el que se nota la ausencia de planteamientos que realmente ataquen los intereses de los poderosos, como sería dejar de pagar la deuda o nacionalizar la banca. ICV en Catalunya –pese a la oposición de EUiA– ha continuado el giro a la moderación y se ha distanciado de IU para acercarse a Equo.

Más a la izquierda tenemos a IU. Esta formación ha hecho un viraje positivo al apostar por un mensaje más militante de la mano del nuevo candidato Cayo Lara. El programa electoral, en una campaña que trae por lema “Rebélate”, incluye por primera vez la nacionalización de la banca. Destaca también la reivindicación de la movilización. Aún así, un giro antes de las elecciones no puede hacer olvidar la trayectoria de IU, que ha sido de una dinámica de institucionalización muy fuerte, en detrimento de poner gran parte de sus fuerzas en la movilización en la calle.

La alternativa

En un momento en que estamos viviendo la peor ofensiva en décadas de las clases dirigentes contra la clase trabajadora, no sólo hace falta tener un discurso que se oponga los recortes sociales, sino también señalar la imposibilidad de una salida real si no se confronta el propio capitalismo. No se puede hablar sólo de los problemas que comporta la actual ley electoral que discrimina los partidos pequeños, sino que hay que oponerse al mismo sistema “democrático” actual basado en un voto cada cuatro años, en el que los gobiernos están más sujetos a las presiones de la economía que al control de la propia población. Más todavía, la alternativa tiene que ser un proyecto que tenga vínculos con las movilizaciones y contribuya a impulsarlas. Será en las calles, y no en el Parlamento, donde se podrán frenar los ataques que impulse el próximo gobierno. Por eso la candidatura “Anticapitalistas” es una buena noticia.

Esta nueva candidatura, promovida por Izquierda Anticapitalista y Esquerra Anticapitalista-Revolta Global, reúne también a En lucha, Lucha Internacionalista en Catalunya y un grupo de los Verdes en Madrid. Además, tiene en sus listas a una parte importante de personas independientes, figuras de la izquierda combativa, sindicalistas y activistas de los movimientos sociales. Desde En lucha se participa activamente en este proyecto, con candidatos en las provincias de Barcelona, Girona, Tarragona, Madrid, Sevilla, Granada y Cádiz.

Se trata de una candidatura modesta pero valiente, que defiende una salida anticapitalista a la crisis, subordinando los intereses económicos a las necesidades de la gente. Apuesta por confrontar todos los recortes, dejar de pagar la deuda pública, nacionalizar la banca, repartir la jornada laboral para acabar con el paro, conseguir la autodeterminación de los pueblos y luchar contra la opresión de la mujer, entre otras cuestiones. “Anticapitalistas” apoya las luchas y huelgas que se están llevando a cabo y usa el espacio que dejan las instituciones para desprestigiar el propio sistema. Otro valor de la candidatura –si bien se trata de un paso que necesita reforzarse y ampliarse en el futuro, yendo más allá de hacer candidaturas conjuntas unas pocas semanas antes de cada cita electoral– es la confluencia que se da entre diferentes sectores de la izquierda radical.

“Anticapitalistas” ha tenido que superar la reforma de la Ley electoral que ponía como traba antidemocrática la recogida de avales de un 0,1% del censo. De momento ya es un éxito que la candidatura haya conseguido avales para presentarse en 13 provincias del Estado.

Votar el 20N y luchar el mañana

El 20N hay la posibilidad por primera vez en mucho tiempo de votar una opción como es “Anticapitalistas”. En los lugares donde no se pueda presentar, vale la pena votar la opción más a la izquierda para apoyar a una fuerza en positivo y visualizar los votos que se oponen a la lógica política dominante.

En Euskal Herria debido a la particular situación de conflicto político y de persecución que ha sufrido la izquierda abertzale es necesario votar a Amaiur, el proyecto que engloba Bildu y Aralar. Pese al anuncio de cese definitivo de la acción armada por parte de ETA los mecanismos represivos creados por el Estado y los diferentes gobiernos continúan en vigor. A pesar de eso, apoyar a Amaiur no puede dejar de lado las problemáticas que puede comportar una apuesta que sitúe el eje nacional en el centro de sus propuestas, rebajando el peso del eje social.

El día siguiente al 20N, sin dejar pasar ni un segundo, se tendrá que movilizar frente al nuevo Gobierno, sea cual sea. Si bien el PP de Rajoy se ha caracterizado por esconder sus propuestas en campaña, la patronal ya se ha encargado de concretar su programa económico: abaratar el despido y hacer recortes drásticos en el sector público. En Castilla-La Mancha el nuevo gobierno del PP ha reducido el gasto público un 20%, una muestra de lo que nos puede venir encima si gana el PP como todo indica.

Si para las elecciones tenemos a “Anticapitalistas”, también será necesario mantener y fortalecer el anticapitalismo después de los comicios. Hace falta avanzar hacia un polo anticapitalista que quiera empujar las luchas al mismo tiempo que aprovechar las instituciones para llevar a cabo la batalla ideológica y apoyar las movilizaciones.

Hablamos con cuatro de las personas que integran la candidatura sobre por qué surge, qué significa y qué propuestas defiende. 1. ¿Qué valoras como importante del proyecto? 2. ¿Qué aporta de nuevo la candidatura “Anticapitalistas”?

Óscar Simón | En lluita | Núm. 2 por Barcelona

“La candidatura es un paso en la construcción de un polo anticapitalista y revolucionario”

1. Lanzar una candidatura unitaria es, en cierta medida, un paso en la construcción de un polo anticapitalista y revolucionario. En el momento actual de recesión y con una probable victoria de la derecha en las elecciones, la acción conjunta de las organizaciones anticapitalistas se convierte en muy necesaria. Tanto en las luchas sectoriales como dentro del movimiento 15M se hace necesario impulsar ideas que vayan más allá de tal o cual reforma, así como apostar por estrategias de autoorganización desde la base.

2. Este proyecto a pesar de ser electoral no es electoralista; la gente que participamos no pensamos que se pueda cambiar el mundo desde el Parlamento. Este proceso no medirá su éxito por si saca un parlamentario o no –hecho muy improbable– sino por si conseguir aglutinar núcleos de activistas que se comprometan a impulsar este polo con el tiempo. Cada voto, cada pegada de carteles, cada charla o acción constituirán un apoyo en la consecución de un espacio unitario anticapitalista y es aquí donde se marcará el éxito de la campaña. Por otro lado, también aporta un espacio para combatir las ideas fascistas de Plataforma per Catalunya, las xenófobas de Durán i Lleida de CiU o las del PP.

Esther Vivas | Revolta Global | Núm. 1 por Barcelona

“Queremos construir una alternativa a la izquierda de la izquierda gestionaria”

1. “Anticapitalistas” es una candidatura formada por activistas sociales, parados, estudiantes, campesinos, sindicalistas, etc., que nos oponemos a los intentos de hacernos pagar a la gente de la calle el coste de la crisis. Queremos construir una alternativa a la izquierda de la izquierda gestionaria en las instituciones que ha claudicado ante los intereses empresariales y financieros. Apostamos por una política hecha desde bajo, desde las luchas sociales, y rechazamos aquellos que quieren hacer de la política una profesión y un modus vivendi. Nosotros defendemos un programa anticapitalista, feminista, ecologista, en defensa de los derechos nacionales, antirracista e internacionalista y que busca transformar la sociedad desde la raíz.

2. Por primera vez en unas elecciones generales y en un contexto de crisis económica y social, que no hace nada más que agravarse, habrá una candidatura anticapitalista integrada por gente vinculada a luchas y a movimientos sociales. Queremos contribuir a romper con el dilema entre votar el mal menor o abstenerse. “Anticapitalistas” es un paso más en la construcción de una alternativa política.

Jesús Castillo | En lucha | Núm. 3 por Sevilla

“Las ideas anticapitalistas que inundan las calles tienen que estar presentes en la campaña”

1. Es muy importante que las ideas anticapitalistas que inundan últimamente las calles en manifestaciones estén presentes en la campaña electoral. Sabemos que los cambios importantes que necesitamos los y las trabajadoras no llegarán desde el Parlamento. Afortunadamente lo que hace el Parlamento pueden deshacerlo las calles. Ése es el enfoque de “Anticapitalistas”, utilizar cada resquicio que deja el sistema, también el de las elecciones burguesas, para superar al capitalismo y entre la mayoría construir la alternativa.

2. “Anticapitalistas” es una opción para que mucha gente vote sin taparse la nariz, sabiendo que ese voto representa las luchas en las calles y los centros de trabajo. En Andalucía estamos sufriendo una situación insostenible que profundiza el histórico subdesarrollo andaluz fruto de pactos entre las grandes burguesías del Estado. Este subdesarrollo solo puede acabar con luchas masivas desde un enfoque anticapitalista. Nuestra candidatura abre brecha en este sentido.

Hay urgencia en los cambios políticos, como ejemplifica la gravedad de la crisis ecológica global, y desde “Anticapitalistas” queremos que la gente sea consciente de que pueden tomar las riendas de sus propias vidas.

Miguel Urbán | Izquierda Anticapitalista | Núm. 1 por Madrid

“Pretendemos ser un altavoz de las alternativas que se estan planteando desde las calles”

1. Valoro que es un proyecto que tiene pretensión de confluencia con gentes diversas que nos reconocemos en un anticapitalismo amplio, mestizo y hereje, que plantea otra forma de entender la política, desde abajo. Una lista formada por activistas sociales, que no plantea un programa “especial” para las elecciones, sino que pretende ser un altavoz de las alternativas al sistema que se están planteando desde la lucha en la calle.

2. En un momento de excepcionalidad social, política y económica marcado por una crisis sistémica de carácter multidimensional, creemos que una candidatura que recoge los postulados de un anticapitalismo amplio, es una novedad necesaria e imprescindible en las elecciones. Aun más, a partir de la irrupción, el pasado 15M, de un nuevo movimiento que está revolucionando la política, que ha roto la paz social.

La candidatura “Anticapitalistas”, rompe con la dinámica electo-representativa; no pretendemos representar a nadie más que a nosotros mismos, a los y las anticapitalistas, que pueden encontrar en esta candidatura un espacio de confluencia, debate y lucha para la reconstrucción de la izquierda más allá del 20N.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×