Agenda anticapitalista

Podemos y las elecciones europeas: por un frente que rompa con el régimen

08/02/2014

En lucha

La iniciativa electoral Podemos ha irrumpido con fuerza. En pocos días conseguía más de los 50.000 apoyos que había pedido para presentarse y en estos momentos ya se acerca al doble de esta cifra. Las presentaciones de la iniciativa han ido acompañadas de un éxito de participación, al mismo tiempo que ha habido una profusión de opiniones desde todos los sectores de la izquierda hacia la iniciativa.

Desde En lucha creemos que Podemos significa un paso adelante para el futuro de la izquierda rupturista. La simpatía que ha despertado es un síntoma, tanto de la desafección hacia el status quo y a las formaciones políticas institucionalizadas, como de la búsqueda por parte de muchas personas de una alternativa real y con unas nuevas bases desde la izquierda. Significa, también, que hay mucha gente que ve la necesidad de intervenir en el campo político, lo que representa una maduración respecto a los inicios del 15M. Abrir el espacio político más allá de la gente ya organizada, como está plantando Podemos, es un aspecto clave en la situación actual.

Hay aspectos del proyecto Podemos que habrá que debatir. La fórmula de su presentación, con un comité promotor y organizador ya definido, aunque ha permitido la estructuración inicial del proyecto, debe avanzar hacia un funcionamiento democrático y en el que los Círculos Podemos que se están creando puedan ser lo verdaderos artífices y motores de la propuesta. Al mismo tiempo, esta iniciativa debería contar en mayor medida con distintos espacios políticos, ya fueran territoriales o estatales, que estaban caminando en una dirección similar, como la Plataforma Ciudadana.

Los rápidos plazos de las elecciones europeas de mayo de 2014 dificultan una vertebración asentada de Podemos. Es por ello que pensamos que el desarrollo de una izquierda combativa debe mirar también más allá de las elecciones y desarrollar su propia hoja de ruta. Por otro lado, la participación en elecciones no debe significar poner menos esfuerzos en la movilización social, sino que el campo político y el de la lucha social se relacionen y refuerzan mutuamente. Al mismo tiempo, consideramos importante tener un discurso el máximo de crítico hacia la naturaleza de las instituciones del sistema -máxime en el caso de la Unión Europea (UE)- y sus límites a la hora de transformar la sociedad. La idea del Caballo de Troya es así una imagen gráfica del sentido que debería guiar a la izquierda que no quiera verse atrapada en los poderosos mecanismos de integración por parte del poder establecido.

A nivel discursivo, creemos necesario una crítica más profunda a la naturaleza de la Unión Europea. Consideramos que la salida del Euro será una necesidad para cualquier proceso de transformación democrática y social, cuando la UE se ha construido siempre bajo los intereses de los sectores económicos más poderosos y ha hecho del neoliberalismo su ley. Al mismo tiempo pensamos que sería necesario fortalecer la atención de Podemos hacia el movimiento de los trabajadores y trabajadoras.

La cuestión de las alianzas es un aspecto también importante: la búsqueda prioritaria de un acuerdo con Izquierda Unida (IU) puede distorsionar y afectar el sentido del proyecto. Si bien en IU hay una gran capa de militantes con las que debe contar cualquier iniciativa que quiera abrir una brecha, esta formación no ha roto con la práctica de trabajo y gestión institucional, como lo muestra su participación en el Gobierno Andaluz, haciendo recortes sociales de la mano del PSOE. Sería problemático recomponer la izquierda sin romper con la lógica política -de reforma gradual y acomodada a través de las instituciones actuales- que la ha llevado a un callejón sin salida.

De cara a estas elecciones europeas de mayo consideramos que sería muy positivo avanzar hacia una confluencia entre Podemos y otras formaciones ya asentadas que se instalan en la lógica rupturista, como es el caso de la CUP y Bildu, entre otras. Este planteamiento cuenta con el precedente de Iniciativa Internacionalista en las anteriores elecciones europeas de 2009, pero que ahora contaría con un potencial mucho mayor. Cuando uno de los principales ejes de la crisis del régimen de la Transición es la cuestión del derecho a decidir -como bien recoge Podemos– este tipo de alianza ayudaría a combatir el nacionalismo españolista y a proporcionar solidaridad a los procesos de autodeterminación en marcha. Una campaña unitaria de este tipo sería una gran oportunidad para lanzar un mensaje claro a favor de la Europa del los Pueblos y contra el pago de la deuda, la Troika y la Europa del capital.

Como En lucha vamos a participar en Podemos para ayudar a su desarrollo y contribuir a su éxito. No hay duda de que la profunda crisis económica, social y política plantea la urgencia de proporcionar una alternativa en clave de ruptura democrática en la que el anticapitalismo esté presente. Como En lluita en los Päisos Catalans continuaremos trabajando para la confluencia de la izquierda a través de un proyecto que ya tiene un gran arraigo, como son las CUP.

Son muchos los retos -y debates- que plantea Podemos. Pero son retos positivos que creemos que hay que asumir abierta y activamente.

En lucha, 8 de febrero de 2014

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×