Agenda anticapitalista

Sobre las ofensas al islam: Comunicado de los Socialistas Revolucionarios de Egipto

17/09/2012

Socialistas Revolucionarios. El Movimiento de los Socialistas Revolucionarios afirma su completo rechazo a todos los ataques a símbolos o lugares religiosos, ya sean musulmanes o cristianos. Estos ataques sólo refuerzan las tendencias sectarias y la polarización; rompiendo la unidad de las masas de trabajadoras y campesinos, de los pobres y oprimidos. Estos ataques debilitan las luchas de masas, su unidad y el desarrollo de su conciencia y autoorganización en la batalla contra la banda de explotadores que gobiernan y controlan los medios de vida y los destinos de millones de personas.

También enfatizamos que la verdadera batalla de las Revoluciones Árabes es una batalla contra el imperialismo de EEUU y no contra otras culturas o contra la libertad de expresión. Esta batalla no se ganará si no es a través de la continuación y el crecimiento de las luchas radicales de la gente trabajadora y los oprimidos contra sus explotadores, de su país o del extranjero. Esta batalla contra el imperialismo norteamericano no puede reducirse a una cuestión de “choque de civilizaciones”. Tampoco la violencia de un pequeño grupo contra embajadas y bases de EEUU en Libia, Egipto y Yemen puede ser un sustituto de la lucha de masas desde abajo por la independencia y la liberación nacional.

A la vez que encienden su rabia contra América, los líderes de los Hermanos Musulmanes y los Salafistas insisten en el mantenimiento de las relaciones diplomáticas, económicas y militares con los EEUU. Ni están tomando ningún paso real para detener la cooperación con este régimen imperialista, ni haciendo ningún esfuerzo real para cancelar el vergonzoso tratado de paz con el estado sionista, que socava la independencia nacional. Tan pronto como las autoridades se lavaron las manos de las masacres que perpetraron en el Sinaí, destruyeron los túneles de la sitiada Franja de Gaza, en una operación que obtuvo el apoyo político directo de los gobiernos de Estados Unidos e Israel, y el fortalecimiento de la relación de cooperación con ellos. Este incidente representa un intento de golpear las revoluciones árabes en sus valores democráticos y colectivos. Es un golpe contra el modelo de solidaridad entre los pueblos del mundo en su lucha contra la tiranía, que estaba empezando a tomar forma con estas revoluciones, inspirando movimientos globales de protesta.

La rabiosa retórica y las acciones que presentan el papel de EE.UU. en la región como un acto de agresión cultural y religiosa entre musulmanes y cristianos, o entre el Este y el Oeste, sólo sirven para dirigir la rabia de los pueblos, en una dirección sectaria y chovinista que es completamente errónea.

Esto es lo que dará la oportunidad a los dirigentes de esas mismas corrientes islamistas que no tienen ningún problema con contentar a los EE.UU. e Israel, de practicar sus artes diplomáticas sin sentir la presión de las calles. Así, el Movimiento Revolucionario Socialista hace un llamamiento a las masas para movilizar sus fuerzas y organizar sus filas para presionar a las autoridades electas a:

Rechazar toda ayuda militar norteamericana y detener todas las formas de cooperación con sus fuerzas armadas.

Cancelar los acuerdos de Camp David de una vez por todas.

Apoyar la Resistencia Palestina de todas las formas posibles.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×