Agenda anticapitalista

Por los derechos sociales, laborales y democráticos, ¡el 12M15M toma la Ciudad!

30/04/2012

Por Óscar Simón. Ismael, Javi y Dani llevan desde el 29M en prisión preventiva sin fianza. Los tres fueron detenidos en la mañana de la huelga. Laura, secretaria de organización de la federación local de la CGT de Barcelona, está en las mismas condiciones desde el miércoles 25 de abril debido a su participación en una “perfomance” a cara descubierta en la que se quemaban simbólicamente unas cajas. La policía entró el pasado día 24 en la fábrica SEAT para detener a dos delegados sindicales, uno de CCOO y otro de UGT, acusados de insultar a un esquirol. Se llevaron s ambos esposados a comisaría.

El día 29 de marzo, dos personas perdieron un ojo debido a disparos de pelotas de goma. Otra perdió el bazo reventado a golpes. Cerca de veinte manifestantes sufrieron roturas de huesos en las extremidades. Como mínimo cuatro huelguistas han pagado fianzas de entre 3.000€ y 6.000€ para evitar el ingreso en prisión. Se hostiga e identifica a los manifestantes.

Los Mossos d’Esquadra han lanzado una web donde aparecen 68 personas que supuestamente participan en disturbios y anima a la delación. Esta web, aparte de ser probablemente ilegal ya que vulnera el derecho a la intimidad y publica fotos de personas que no están imputadas, recuerda al gran hermano orwelliano.

Además, con motivo de la cumbre del BCE, Barcelona va a ser tomada por cinco mil policías. Se va suspender a el tratado de Schenghen que permite la libre circulación de ciudadanas europeas. La excusa: una supuesta contracumbre de la que sólo Felip Puig, Conseller d’Interior , conoce su existencia. En las últimas horas, el Ministro de Interior ha dicho públicamente que no se va a permitir ninguna acampada, en clara amenaza a las protestas que se están organizando en torno al 12 y 15 de Mayo. Estos ataques a las libertades y derechos civiles son el reflejo represivo de los planes de ajuste estructural llevados adelante por los gobiernos del PP y de CiU. El puño de hierro se esconde bajo un guante de seda de palabras -como austeridad, racionalización del gasto, consolidación fiscal y demás neologismos (otra vez 1984)- a los que nos tienen acostumbradas los neocon.

La represión está siendo especialmente dura en Catalunya y sobre todo en Barcelona, por tres motivos. Primero, la deriva autoritaria de Felip Puig. Segundo, el gran éxito de la huelga del 29M: cientos de piquetes bloquearon la ciudad, en la industria se paró el 80% y el metal -sector al que pertenece SEAT- superó el 90%. La izquierda sindical, el 15M y el hecho de coincidir todas las convocatorias en espacios muy cercanos convirtieron el centro de la ciudad en lugar de encuentro para más de medio millón de personas. Y tercero, y seguramente el más importante, las próximas movilizaciones del #12M15M.

PP y CiU tienen claro el clima actual de rechazo a las políticas de austeridad y la constatación por parte de la población de que la situación se va deteriorando un poco más con cada nuevo recorte. Cada vez es mayor la certeza social de que la austeridad es para el 99% mientras el 1% se queda con todo. Un escenario con las plazas llenas de miles de personas movilizándose diariamente, animando a la gente a luchar en defensa de los servicios públicos, por condiciones laborales dignas, contra el rescate a los bancos y por el derecho a la vivienda puede ser mucho más explosivo que el de 2011. Hoy, un año después, existen asambleas en muchos barrios y pueblos; existe una mayor capacidad organizativa y hay una capa de nuevas activistas. El sustrato sobre el que se pueden desarrollar las acampadas y las movilizaciones asociadas es mucho más fuerte que en 2011.

La estrategia de Puig y Fernández Díaz es clara. Saben que hay un grupo de gente que va a salir a la calle seguro, y saben también que millones de personas están mirando al 15M. Saben que millones de personas se sienten parte de ese espíritu reivindicativo; un espíritu que pone la dimensión colectiva de la vida en el centro, que rompe con el individualismo y que cuestiona profundamente las bases des sistema de representación. Puig y Fernández Díaz recuerdan muy bien lo que pasó en Barcelona el año pasado: la policía fue derrotada en plaza Catalunya por una multitud practicando la desobediencia civil. Ante los ojos de medio mundo, miles de personas bloquearon simbólicamente el parlamento el 15 de junio contra unos presupuestos injustos. Cientos de miles salieron el 19J apoyando esta acción. Durante semanas la metrópolis bullía de actividades reivindicativas.

No quieren que eso se repita y tratan de imponer la política del miedo: separar a la gente comprometida de las personas que están pensando en movilizarse. Utilizan la excusa de la “violencia urbana” hablando de contenedores, pero obvian que la gente cada vez es más consciente del paro, la carestía de la vida, la privatización de los servicios públicos, los miles de desahucios, los recortes de libertades. Obvian que miles y miles de personas empiezan a tener claro que la violencia estructural es infinitamente peor. Que 55.000 personas hayan muerto en Catalunya desde 2007 sin cobrar la ayuda a la dependencia, eso sí es violencia.

A Ismael, Javi, Dani y Laura los queremos en casa ya. Su situación es una muestra clara del recorte de libertades utilizado para defender las políticas del deterioro social. La lucha por su libertad nos incumbe a todas y todos. Cuanto más fuertes sean las movilizaciones del 12 y 15 de Mayo y más se sostengan en el tiempo, más pronto los tendremos entre nosotros. El mejor camino para defender los derechos civiles es llenar las calles con millones de personas. Juntas lo podemos todo.

Oscar Simón es militante de En lluita.

———————

¿Estás de acuerdo con nosotr@s? Recibe más información sobre En lucha, anticapitalismo y revolución

Puedes leer también nuestro periódico de este mes En Lucha

Conectate a las redes sociales www.facebook.com/Enlucha | http://twitter.com/enlucha

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×