Agenda anticapitalista

Por ellas. Por nosotras. ¡Alegría y fuerza!

12/03/2014

Amanda Cabello Gómez

Manifestación en Sevilla con motivo del 8 de marzo/FOTO: María Iglesias

Manifestación en Sevilla con motivo del 8 de marzo/FOTO: María Iglesias

El pasado 8 de Marzo de 2014 se convocó a la manifestación con motivo del Día Internacional de la Mujer o de la Mujer Trabajadora, pero ante la evidencia de que las mujeres trabajamos dentro y/o fuera de casa, con remuneración o sin ella, y como las situaciones discriminatorias hacia las mismas no acontecen exclusivamente en el ámbito laboral, considero más acertado lo primero.

No era un día para quedarse esperando felicitaciones ni flores, era un día para mostrar públicamente que las mujeres seguimos luchando por la igualdad económica, política, social y cultural. Ése debe ser el espíritu de todos los 8 de Marzo, porque el número de víctimas de abusos y de violencia de género, el aumento de la brecha salarial, la precarización, la dificultad para acceder a puestos de mayor responsabilidad y las renuncias por las escasas o ineficaces políticas de conciliación laboral y familiar son constantes, agravándose aún más por la crisis económica. Sin querer quitarle peso a estas razones, es la reforma de la ley del aborto de Gallardón, que retornaría la legislación de nuestro país al respecto a la etapa incipiente de la democracia, por la que de ninguna manera podíamos quedarnos en casa.

Esta ley, apoyada y auspiciada por la máxima jerarquía religiosa, supone una imposición moral e ideológica propia de autoritarismos, negando a las mujeres el derecho a decidir sobre su cuerpo y su vida, coartando su libertad.

Por todo lo expuesto, varios miles de personas procedentes de organizaciones políticas, sindicales, feministas y ciudadanas, acudieron a la cita a las 12.00 en el Prado de San Sebastián bajo un sol riguroso que adelantaba la primavera. Éste sería el punto de partida de un recorrido que finalizaría en la Alameda de Hércules. En un ambiente festivo y reivindicativo, sin ningún tipo de incidente, las manifestantes caminamos durante dos horas y media hacia nuestro destino gritando consignas conocidas de otras acciones como: “Nosotras parimos, nosotras decidimos”, “Aborto libre y gratuito”, “Ni en Londres ni en París, abortamos aquí”, “Fuera sus rosarios de nuestros ovarios”, “Igual trabajo, igual salario”, entre otras. Al llegar al Centro Cívico Las Sirenas se procedió a la lectura del manifiesto; a la realización de una performance que incidía en dos cuestiones relacionadas con la ley de Gallardón: la exclusión de mujeres con menos recursos económicos de la posibilidad de abortar y el riesgo para la salud derivado de los abortos clandestinos; y a la celebración de otras actividades.

En los días sucesivos, se han producido reacciones en los medios de comunicación convencionales y en los nuevos medios referentes a este día conmemorativo y que se pueden resumir en tres tipos: aquellas personas, hombres y mujeres, que se identifican con estas reivindicaciones y las apoyan (ole, seguid así, la igualdad es lo justo); aquellas a las que le son indiferentes, como si no pertenecieran a la realidad de este mundo (¿qué día es hoy y por qué es necesario?); y finalmente, aquellas que se quedaron en tiempos pretéritos o están cegados (¿para cuándo un día del hombre?, las estadísticas están manipuladas, es un problema creado para justificar ministerios).

Para concluir, hasta que no haya más de los primeros que de los últimos no sólo serán necesarios muchos 8 de Marzo sino también los otros 364 días de acciones y lucha. Me quedo con la imagen de una niña de unos ocho años con el megáfono en mano y a voz en grito liderando a un grupo de manifestantes. Una imagen emocionante y esperanzadora. Por ellas. Por nosotras. ¡Alegría y fuerza!

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×