Agenda anticapitalista

Perú: en segunda vuelta rechacemos la dictadura y el neoliberalismo

20/04/2016

Julio Blanco

425265

Según cifras oficiales del organismo electoral, la candidatura de Keiko Fujimori alcanzó un 39,61% del total de votos; seguida por Pedro Pablo Kuczynski (lobista de vieja data, estrechamente vinculado al gran capital trasnacional) quien obtiene el 21,13%; más atrás aparece Verónika Mendoza del Frente Amplio (la coalición progresista) con el 18,77%. Con estos resultados pasan a la segunda vuelta Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski. Como consecuencia de ello el nuevo parlamento peruano – conformado por 130 congresistas – estará compuesto mayoritariamente por la facción fujimorista, quienes logran colocar un promedio de 68 parlamentarios. Por la agrupación de Kuczynski ingresan 21, por el Frente Amplio 20, por la agrupación de Cesar Acuña 11, por la alianza conformada entre el APRA y el PPC 5 y por Acción Popular de Barnechea 5. La organización del dirigente social Gregorio Santos – actualmente preso – no logra poner ni un parlamentario a pesar de haber arrasado en Cajamarca con más del 40% de votos. Santos también logró muy buena votación en Puno, donde existe una alta conflictividad social. Sin embargo su agrupación no superó el 5% del voto nacional, por tanto perdería la inscripción electoral. Cabe mencionar que Cajamarca es la región donde se dio el más importante conflicto socio ambiental de los últimos tiempos. Santos encabezó esa lucha desde el gobierno regional que presidía, lo que lo llevó a ser reelegido en el cargo a pesar de encontrarse ya preso.

El repunte de Kuczynski
Hasta una semana antes de las elecciones, la mayoría de las encuestadoras y los analistas políticos coincidían en señalar el abrumador ascenso de Verónika Mendoza, el cual se expresaba en un crecimiento promedio de un punto por día, mientras tanto la candidatura de Pedro Pablo Kuczynski se estancaba. De consolidarse esta tendencia, todo hacía prever que Verónika Mendoza pasaba a la segunda vuelta junto a Keiko Fujimori. La buena performance de Mendoza se debió a que logró llenar con éxito el vacío dejado por la salida de Acuña y Guzmán, además de la izquierdización de su discurso, que terminó empalmando con los sectores del interior del país (básicamente del sur) que apuestan por un cambio del modelo económico. Muchos coincidían que a su favor también jugaba el movimiento social que se generó contra la candidatura de Keiko. Este movimiento alcanzó su máxima expresión el último 5 de abril, cuando miles se movilizaron en todo el Perú rechazando un probable gobierno de la familia Fujimori. La posibilidad real que Verónika Mendoza pase a segunda vuelta y que gane las elecciones, asustó mucho a la derecha, la cual arremetió contra la candidata del Frente Amplio, logrando con ello conmocionar a un sector importante de las clases medias limeñas que si bien rechazaban la candidatura de Keiko e incluso se movilizaron contra ella el 5 de abril, no estaban ganadas por la política del Frente Amplio y entendían que Kuczynski tendría mejores posibilidades de victoria frente a la hija del dictador en una probable segunda vuelta. Por eso este sector, que inicialmente había comprometido su apoyo a Alfredo Barnechea, el 10 de abril cambió abruptamente y terminó votando por Pedro Pablo Kuczynski, lo cual permitió que éste pueda remontar su estancamiento subiendo del 16% al 21% y que Barnechea caiga del 12% al 6% en los resultados finales.

El Frente Amplio y la segunda vuelta
Más allá de haber quedado en tercer lugar, estas elecciones significaron una gran victoria para el Frente Amplio, más aun si consideramos que en enero la discusión central era si se pasaba o no la valla electoral. Ahora, el Frente Amplio ha salido airoso en siete regiones de las 24 que existen a nivel nacional, lo cual le da una magnífica ubicación. El Frente Amplio tendrá 20 congresistas que le permitirán ir posicionando su programa y a partir de ello ir consolidándose como un espacio alternativo al discurso hegemónico neoliberal. Esto, definitivamente, abre una nueva oportunidad a las fuerzas de izquierda que hacen parte de este espacio, las cuales empezarán a jugar un rol protagónico en la estructuración de la agenda del movimiento social. Fijar posición en relación a la segunda vuelta se convierte, entonces, en la primera prueba que urge encarar de la mejor manera para no perder la sintonía con el pueblo. En ese entender, consideramos que las diferencias entre Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski son sólo de forma, mas no de contenido, ya que ambas candidaturas representan los intereses del gran capital monopólico. Hay que entender que la lucha contra Keiko, si bien tiene un alto componente democrático, en esencia es anti neoliberal y por esa vía antiimperialista y anticapitalista. No podemos olvidar que la dictadura impuesta por Alberto Fujimori tuvo como objetivo central implementar a sangre y fuego un nuevo modelo de acumulación que buscaba acabar con la soberanía nacional y favorecer al gran capital transnacional en detrimento de los trabajadores y el pueblo. Este modelo, que tiene en la constitución de 1993 a su instrumento legal más importante, es suscrito por Pedro Pablo Kuczynski de principio a fin, no sólo ahora sino desde que fue ministro de economía y primer ministro durante el gobierno de Alejandro Toledo. Tampoco podemos olvidar que Kuczynski mandó votar por Keiko en las anteriores elecciones. Por eso creemos que es necesario implementar el rechazo a ambas candidaturas en la segunda vuelta, poniendo por delante el cuestionamiento al modelo económico y al régimen jurídico que ambas sostienen, tomando como método la movilización y la organización desde las bases. Sólo de esa manera se contribuirá a politizar y a organizar la indignación de millones de peruanos que empiezan a recuperar la esperanza en un nuevo Perú.

Julio Blanco, activista anticapitalista en el Perú

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×