Agenda anticapitalista

[Comunicado] Nuevos caminos para el anticapitalismo de En lucha/En lluita

03/11/2016

En lucha/En lluita

La organización política anticapitalista no es un fin ni un objetivo en sí mismo. Es, más bien, una herramienta con la que enlazar las ideas revolucionarias con el grueso de trabajadores y trabajadoras. Tanto la construcción de esta organización como su forma siempre dependen del contexto político y la correlación de fuerzas en el momento concreto.

Estas ideas fueron las que llevaron a la fundación de Socialismo Internacional (que más tarde sería En lucha/En lluita) el 30 de octubre de 1994. Entonces no existían en el Estado español referentes anticapitalistas orientados a cumplir esta función; de aquí que 15 compañeras decidieran dar el paso. Durante los últimos 22 años hemos defendido siempre la unidad de acción y la radicalidad, la necesidad de salir de los espacios de confort de la izquierda radical y de no actuar de manera autorreferencial. No siempre ha sido fácil: la defensa de una cultura política nueva, diferente y manifiestamente minoritaria nos ha llevado a no pocos conflictos, especialmente durante el final de los años 90 y la primera parte de la década de los 2000.

Mayoritariamente, sin embargo, el balance es positivo. La militancia que durante estos años ha formado parte de En lucha/En lluita ha sido comprometida y honesta. Hemos participado en multitud de espacios y movimientos, desde la primera campaña contra la librería nazi Europa en Barcelona, la consulta social para la abolición de la deuda externa, el movimiento antiglobalización, la Plataforma Aturem la Guerra y otras plataformas antiguerra, las luchas universitarias contra la LOU o el Plan Bolonia, las luchas de las personas migrantes en los CIEs, las huelgas generales, las luchas por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos e identidades, V de Vivienda, el 15M, las mareas y las Marchas de la Dignidad, Unidad Contra el Fascismo y el Racismo (UCFR), la construcción de las primeras CUP en Catalunya, del SAT en Andalucía o de varios círculos de Podemos en todo el Estado; en luchas sindicales y muchas movilizaciones y campañas locales. Siempre hemos trabajado con la idea de hacer más fuertes y más grandes estos movimientos, siempre defendiendo la unidad y la radicalidad.

Con la crisis económica y los primeros recortes de Zapatero mucha gente identificó la necesidad de construir una nueva izquierda. Como En lucha, también identificamos esta tarea y nos dedicamos a construir candidaturas municipalistas de unidad popular especialmente en Catalunya.

Hoy, cuando el ciclo electoral ofrece por fin una tregua, la crisis sigue golpeando a las clases populares y se vislumbran en el horizonte nuevos ataques a las condiciones de vida de la clase trabajadora, pensamos que hay que identificar las nuevas tareas de las personas revolucionarias. Estas pasan por construir espacios de lucha donde la gente anticapitalista se encuentre y sea capaz de impulsar la autoorganización, espacios orientados a contactar con las clases populares; es decir, espacios abiertos de lucha y formación. Sin embargo, no podemos olvidar la necesidad de movilizar en los puestos de trabajo, y eso pasa por fortalecer el sindicalismo combativo, que en los próximos meses deberá ser capaz de construir una estrategia para enfrentar los recortes que se avecinan. Pensamos también que el poder institucional conquistado debe servir tanto para mejorar las vidas de las clases populares como para animar a la base social a movilizarse para conseguir lo que las instituciones no puede dar.

Ante todas estas tareas y a partir del análisis de diferentes experiencias históricas, pensamos que tenemos que dar un paso importante para ajustar nuestro formato organizativo a la realidad de nuestro activismo y a las necesidades del contexto político y social. Tenemos que hablar claramente de construir corrientes o espacios de reagrupamiento anticapitalista allí donde sea posible. Es por todo ello que en la última Asamblea Estatal de En lucha/En lluita, celebrada en Barcelona el pasado 29 y 30 de octubre, hemos decidido disolver nuestra organización y seguir nuestra actividad política en nuevos proyectos.

Por un lado, en Catalunya, en estos momentos decisivos para el proceso de independencia, es necesario fortalecer la CUP-Crida Constituent como la organización política capaz de proponer una hoja de ruta que podría permitir la consecución de la independencia en clave social a pesar de las enormes presiones existentes para acallar su voz. Sabemos que hace falta un profundo debate sobre cómo afrontar los presupuestos antisociales de Junts pel Sí y el tramo final de esta legislatura “postautonómica” donde la confrontación con el Estado español será creciente. Seguiremos con nuestra implicación en este proceso, defendiendo como siempre hemos hecho el papel clave de la autoorganización popular en la desobediencia hacia la ruptura.

Por otro lado, en el resto del Estado la situación es bien distinta. En aquellos territorios donde tenemos presencia hemos participado en la construcción de la nueva izquierda política. En este proceso, en el que siempre hemos trabajado sin ocultar nuestras ideas y exponiendo nuestras discrepancias cuando las ha habido, hemos compartido lazos de militancia con muchas personas en otras organizaciones anticapitalistas. Hoy podemos afirmar que Anticapitalistas representa una propuesta marxista con una influencia muy extendida, una herramienta clave para poner sobre la mesa el debate estratégico imprescindible para la construcción de un futuro proyecto claramente rupturista que pueda unir la izquierda revolucionaria y atacar desde la raíz el régimen del 78. Por este motivo las activistas de En lucha de fuera de Catalunya nos sumamos al proyecto político de Anticapitalistas y seguiremos construyendo las luchas y movimientos desde sus filas.

Reafirmamos que las personas que formábamos En lucha/En lluita no nos vamos a casa, sino que redoblaremos esfuerzos en construir las herramientas de lucha que en este momento son el principal frente de resistencia frente al sistema. Damos las gracias a las muchísimas personas que han colaborado con nuestro proyecto a lo largo de su historia y esperamos seguir luchando codo a codo, aunque desde espacios nuevos, por la superación del sistema capitalista y el fin de todas las opresiones.

“Necesitaremos toda la inteligencia, necesitaremos todo el entusiasmo, necesitaremos toda la fuerza”

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×