Agenda anticapitalista

No pongan de excusa a la infancia

10/02/2016

Vicky Castillo

IMG-20160210-WA0012

Ocurre en la televisión de cualquier casa con criaturas, un personaje se encuentra intentando dormir, cuando el fantasma de Davy Jones se le aparece para intentar asustarle. De repente el fantasma se transforma en el personaje principal de la serie mientras sus ojos salen de sus cuencas y un montón de insectos sale de los agujeros ubicados donde antes se hallaban los ojos. La imagen resulta por lo menos desagradable.

No es un error de programación, es Bob Esponja. Programa que lleva años en la parrilla de un canal especializado en menores de edad. A todas horas.

Abro un libro de cuentos cualquiera, uno dedicado a niños y niñas de tres años. En uno de ellos una niña cae en una maldición con unos zapatos rojos, que no acaba hasta que el verdugo le corta los pies. Sangriento ¿verdad? En otro, una ogresa intenta zamparse a un niño mediante engaños. ¿No les resulta violento? Repito, es un cuento para criaturas de tres años. Y no es un libro antiguo, fue adquirido el año pasado.

Nuestros peques están rodeados de imágenes violentas a todas horas. Desde luego se debería hacer algo al respecto en general sobre la violencia en los medios, pero… ¿por qué nos duele ahora?

No se confundan, los y las menores son la excusa, no la razón de tanta indignación.

Este fin de semana nos llegaba la noticia de la detención de dos titiriteros por enaltecimiento del terrorismo en una obra programada en horario infantil. Así, sin más.

Las primeras noticias sobre el tema eran confusas y tergiversadas. Ocultaban el contexto en el que se muestra el cartel que ha calentado tanto al público (gora Alka-ETA). Cuando el personaje del policía lo coloca sobre otra persona, que se encuentra inconsciente, con el fin de incriminarla. Igual que ocultan el contexto en el que ocurren el resto de acciones violentas que aparecen en la obra.

De hecho esta misma obra se ha desarrollado en otra ciudad, Granada, gobernada por el PP, sin el menor escándalo. En Madrid el año pasado, sin ir más lejos, esta misma compañía trabajó interpretando otra función.

En este caso no se trata de violencia sin más. Lo que ocurre es que se trata de una obra de denuncia social, y eso, y no otra cosa, es lo que ha llevado a dos personas al calabozo.
Lo que ocurre es que este año, y no el año pasado, gobierna en esta ciudad un partido que suponemos progresista. Acosado por la derecha mediática, pendiente de hasta el más mínimo detalle para poner a la nueva alcaldía contra las cuerdas, y, como dice Javier Gallego, del que tomo bastantes ideas, “se la han vuelto a colar”.

Porque este ayuntamiento ha caído en todas las trampas que les han puesto, aunque se tratara de la mayor de las estupideces (recordemos la polémica de la cabalgata de reyes).

Por favor, dejen de gobernar con miedo. Dejen de intentar complacer a un público, el de derechas, que nunca va a poder ser complacido. Porque esto no va a parar, aunque la derecha tenga las cabezas de dos titiriteros y veintiocho concejales en la mejor de las bandejas de plata. Porque no van a parar hasta que estén ustedes fuera.
Dejen de reaccionar por miedo, y hagan lo que tienen que hacer. Empezando por defender a dos trabajadores contratados por ustedes, a los que se les ha aplicado medidas absolutamente injustificadas.

Asociar títeres con infancia sin tener en cuenta el contenido es un error, no digo que no, pero condenar a dos personas tergiversando una obra, y engañando a la opinión pública para que lo aplauda, es un crimen.

Nota: En estos momentos la fiscalía pide la puesta en libertad de los dos titiriteros, pero su situación sigue siendo grave y denunciable puesto que no se les ha retirado los cargos, y el material de la función sigue requisado.
Artículos de Javier Gallego: http://www.eldiario.es/carnecruda/lo-llevamos-crudo/disparen-titiritero_6_482311808.html

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×