Agenda anticapitalista

Mantengamos la movilización y unamos las luchas

30/04/2016

En Lucha

cartel 1 mayo

Agotada la legislatura más corta del actual régimen político, el desapego y hartazgo de la sociedad con todo lo relativo a la política parece ir in crescendo ante la perspectiva de tener que repetirse las elecciones generales. El bloqueo político que se ha vivido frente a las expectativas puestas en “el cambio” han transformado el panorama político en una ininterrumpida campaña. Este largo ciclo electoral ha facilitado la instauración de un clima de relativa pasividad en la sociedad y las personas comprometidas con luchar por cambiar las cosas parecen más bien desconcertadas, sin saber bien hacia dónde ir ni cómo retomar la iniciativa.

La llegada de la primavera nos debería recordar cómo se rompió la baraja en 2011 contra todo pronóstico. Más allá del ámbito institucional, la lucha popular (que también es política) nos aportó cosas muy importantes.

Pequeñas victorias

No deberíamos olvidar que con el 15M nacieron también las mareas y se fortalecieron enormemente las PAH, logrando miles de pequeñas victorias parando recortes y desahucios. No deberíamos olvidar que las luchas de la gente trabajadora han parado muchos despidos, EREs y recortes en las condiciones de trabajo en cientos de empresas. No deberíamos olvidar las Marchas de la Dignidad.

Y aunque la lucha desde abajo haya sido fundamental en defender los derechos de la mayoría, no se muestra como algo efectivo para mucha gente que ha pasado a confiar en ver qué pasa tras el derrumbe del bipartidismo o a confiar en fuerzas reformistas como Podemos. Es por ello que es importante recuperar la perspectiva global de todos los movimientos que nunca dejaron de trabajar y moverse para cambiar las cosas. El camino andado está llevando a que algunos de ellos estén dando el paso a la lucha ofensiva, a recuperar derechos ya perdidos o a ganar nuevos derechos.

Tejido popular

En este sentido hemos visto como algunas ILPs en Catalunya, como la de emergencia social impulsada por la PAH, o la de la educación, han servido para fortalecer el tejido popular y agudizar las contradicciones. Tal vez tomar una iniciativa similar a nivel estatal, una ILP que incorpore las propuestas del conjunto de movimientos, podría volver a dar forma a la lucha desde abajo en un espacio unitario y rupturista.

Tenemos una sociedad mucho más politizada y organizada de lo que la teníamos años atrás. Tenemos muchas y muchos activistas capaces de organizar movimientos realmente efectivos, como el movimiento unitario contra el fascismo, UCFR, que ha logrado parrar el paso a la extrema derecha en muchos sitios, el movimiento feminista que organizó la gran marcha del 7N y ha puesto en la agenda la brutalidad de la violencia machista o el masivo movimiento en solidaridad con las personas refugiadas. La movilización ha cambiado la sociedad y es imprescindible mantenerla para que ésta se siga transformando. Solo nos faltaría esa estrategia unitaria y generosa para golpear una sola fuerza.

Esperar y confiar en las instituciones puede ser desastroso. Ya hemos visto el resultado de ello en Grecia, donde Syriza ha seguido aplicando los recortes de la Troika tras capitalizar gran parte del malestar antes los recortes exigidos por la Troika. En el Estado español, la Troika exige 4.000 millones de euros de recortes, y quién prometa una mejora para la mayoría sin romper con la UE y el Euro está dibujando una perspectiva irreal.

No podemos meternos en el mismo callejón sin salida. Tenemos que ganar confianza en nuestra propia capacidad de cambiar las cosas luchando, irnos preparando para ese escenario de ruptura (con el régimen del 78 y con la UE) y de procesos constituyentes populares de todos los pueblos del Estado. El 1 de mayo volvemos a reconocernos como gente trabajadora, la que genera la riqueza. El 15M reivindicamos la democracia directa y la dimensión global de la lucha contra el capitalismo, inspiradas e inspirados por el movimiento “Nuit Debout” de Francia.

Andalucía vuelve a marchar exigiendo pan, trabajo, techo y dignidad el 28M. Unamos las demandas en una estrategia conjunta y transformemos todas estas luchas en una sola.

En lucha

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×