Agenda anticapitalista

Las calles son nuestras. Hay que echar al fascismo y el racismo de nuestros barrios

28/09/2015

En lucha Madrid

dsc_0195-2
El pasado sábado 26 de septiembre el colectivo fascista Hogar Social Madrid convocó una manifestación por las calles del barrio obrero y multicultural de Tetuán en Madrid. Esta manifestación estaba ligada a unas jornadas que también tenían convocadas para ese fin de semana, a las que acudieron fascistas y racistas de varias partes del estado e incluso de Italia, y al reciente desalojo de su centro ocupado en Chamberí.
La manifestación era una provocación en toda regla a la buena convivencia en el barrio y una manera de medir fuerzas y respuestas. Se vió claramente cuando nada más terminar la manifestación ya contábamos dos personas heridas por ataques de fascistas, a las que se sumarían algunas más a lo largo de la noche en Tetuán y otras zonas de Madrid.

El espacio “Hogar Social” no para de consolidarse, la organización nazi Movimiento Social Republicano que está detrás ha dejado de ser visible en las convocatorias del Hogar Social para que ese espacio aparezca como algo distinto y con mejor imagen. Esta estrategia es muy peligrosa pues como ya apuntamos hace algunos meses están consolidando un símbolo y un referente para el resto de grupos y personas fascistas.

Las respuestas para frenar al fascismo y el racismo.
Desde la Coordinadora Antifascista de Madrid se convocó de urgencia manifestación para ese mismo día en un lugar próximo, aunque casi desde principios de mes era conocida la convocatoria fascista. El hecho de que fuera convocada la manifestación por el procedimiento de urgencia le sirvió a la Delegación de Gobierno en Madrid, encabezada por Concepción Dancausa, hija de un conocido franquista, para prohibirla por “defecto de forma”. Más allá de esta respuesta de la Coordinadora, que lamentablemente no salió adelante y un llamado algo confuso a ocupar la plaza donde debía acabar la manifestación nazi, nada más se pudo hacer.

Además esa misma semana fueron desalojadas por el ayuntamiento de Ahora Madrid las dos acampadas que había en la capital, la acampada contra la Ley Mordaza y la acampada nazi del Hogar Social ambas en la plaza de Cibeles frente al ayuntamiento. Una y otra fueron desalojadas por la policía municipal tras no querer actuar la delegación del gobierno. El ayuntamiento de Madrid ha dejado claro que desalojaba a una por el peligro que supone su ideología neonazi y a la otra para que no les sucediese nada por la proximidad de la manifestación fascista del pasado 26 de septiembre. Estas explicaciones no han sido suficientes para las y los compañeros de la Acampada Mordaza al considerar que si el ayuntamiento reconoce que no son acampadas iguales, no puede haber la misma solución para ambas. Más cuando la concejala de Ahora Madrid Rommy Arce ha sufrido amenazas racistas por ser migrante, de grupos cercanos al Hogar Social.

Creemos que se puede hacer mucho más, tanto desde los movimientos sociales como desde el ayuntamiento. Desde los movimientos sociales se debe ver que frenar el avance del fascismo y el racismo es una prioridad, que las y los fascistas están encontrado un modelo sobre el cual trabajar para desarrollar y difundir su mensaje de odio y que o se les combate de forma constante y conectada con el tejido social realmente presente en los barrios o van a seguir creciendo. Para esto están siendo muy interesantes y positivas las respuestas que se están dando en Chamberí, Carabanchel, Lucero y otros barrios donde se han organizado o se van a organizar jornadas multiculturales, manifestaciones, torneos de baloncesto antirracista y otras iniciativas similares.

Por supuesto desde el ayuntamiento también se puede hacer mucho, una idea positiva, viable y valiente que creemos que se podía haber realizado el mismo sábado 26 y tras la prohibición de la Delegación del Gobierno a la manifestación antirracista, es que representantes del consistorio junto a las asociaciones vecinales de la FRAVM en Tetuán y todos los colectivos que se quisieran haber sumado, hubieran ocupado la plaza de las palomas, lugar donde finalizaba la manifestación fascista y racista. Sería un claro signo de solidaridad con las y los vecinos, rechazo al racismo y desobediencia civil pacífica frente a la vergonzosa actuación de la delegación. Se hubiera podido transmitir un mensaje muy claro: las calles son nuestras y los barrios quieren a las personas migrantes y de esta manera se hubiera bloqueado la manifestación racista sin permitirle llegar al corazón de Tetuán, dejando claro con quién está el Ayuntamiento y cómo no va a permitir que Delegación de Gobierno dé aire al fascismo y el racismo en Madrid.

Por último recordar que en Madrid se está trabajando para sacar adelante Unidad Contra el Fascismo y el Racismo, espacio que puede ayudar mucho a enfocar la lucha contra el fascismo y el racismo de forma amplia y unitaria para que su discurso de odio y discriminación no pueda colarse por ninguna rendija. Os animamos a informaros y sumaros.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×