Agenda anticapitalista

Hacia una huelga del profesorado de la Universidad de Sevilla

15/11/2013

Miguel Ángel Olalla

El pasado 6 de noviembre 1.028 profesores e investigadores de la Universidad de Sevilla participaron en el referéndum organizado por la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad de Sevilla (ADIUS) acerca de una convocatoria de huelga durante el periodo de exámenes de enero y febrero de 2013.

Si bien la participación es valorada como un gran éxito por la organización, además, el resultado de la consulta no deja lugar a dudas: 704 votos afirmativos a la huelga, 275 negativos, 44 blancos y 4 votos nulos.

Todo empezó el 18 de junio de 2013 durante el transcurso de un “desayuno asambleario” a las puertas del Rectorado, convocado por ADIUS con motivo de una reunión del Consejo de Gobierno de la US y en protesta por la aplicación de RDL 14/2012 que traslada los recortes al ámbito educativo, cuando el profesorado asistente, alrededor de 50, votaron comenzar el curso haciendo huelga durante los exámenes de septiembre.

Hartos ya de estar hartos, cansados de escuchar que los recortes son impuestos por instancias superiores: Junta de Andalucía, Estado, Troika, mercados financieros… El profesorado de la US ha decidido decir “¡basta!” al gestor de recortes que tienen más cerca: el Rector Antonio Ramírez de Arellano.

1380837_579022588832372_740784234_n

En los días posteriores al desayuno asambleario, ADIUS redactó sus reivindicaciones y trazó tres ‘líneas verdes’ que, considera, puede cruzar el Rector para evitar la huelga: constitución de una Mesa de Negociación donde se traten las reivindicaciones de la plantilla, modificación del V Plan Propio de Investigación de la US que penaliza a los grupos de investigación emergentes en favor de los que ya tienen financiación a través de otras convocatorias, y elaboración de un Plan Propio de Becas dirigido al alumnado en dificultades económicas que le impidan seguir sus estudios. Tres líneas verdes que son muy fáciles de cruzar por el equipo de gobierno de la US y que podrían evitar la convocatoria de huelga. Sorprendentemente el Rector no ha hecho un sólo gesto que permita albergar esperanzas de algún avance próximo.

Desde aquel desayuno asambleario las estrategias del Rector y de los sindicatos CCOO y UGT ha sido, cosas del destino, absolutamente coincidentes: intentar ningunear y aislar a ADIUS con la excusa de que no es un sindicato y, por tanto, no pueden representar a la plantilla.

La inacción e ineficiencia de la Junta de Personal y del Comité de Empresa del Personal Docente e Investigador (PDI), dominados ambos órganos por CCOO y UGT, impidieron que la huelga pudiera llevarse a cabo en septiembre, al carecer del apoyo de los órganos de representación de la plantilla. A pesar de que el Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras (SAT) y algún delegado de los llamados ‘sindicatos mayoritarios’ apoyaban la convocatoria de ADIUS.

El siguiente paso fue la convocatoria de una asamblea de PDI el 5 de septiembre, organizada por ADIUS pero convocada por el SAT para darle cobertura legal, pues ningún otro sindicato se prestó a ello. Asistieron unos 150 profesores y profesoras, a pesar de ser muy a comienzo del curso y las dificultades que se pusieron tanto para el lugar de la asamblea como para su difusión. En esta asamblea casi el 99% del profesorado decidió ir a la huelga durante los exámenes de enero/febrero de 2014 y organizar una consulta para pulsar la opinión del PDI respecto a la misma.

En esta asamblea también se decidió usar la figura de una rana como símbolo de la protesta. Dicen que si metes una rana en una olla de agua fría y vas calentando el agua gradualmente, la rana muere cocida sin advertir lo que está ocurriendo ni intentar salir del agua. Desde este día los simpatizantes de ADIUS llevamos un broche con una rana y le explicamos al alumnado que nos hemos dado cuenta de que somos ranas, que nos están cociendo y que queremos salir del agua, apagar el fuego y retirar a quienes lo mantienen vivo.

La organización de la consulta supuso un enorme trabajo para ADIUS: buscar voluntariado para las mesas, hacerse con el censo, carteles, comunicados de prensa, organizar un voto online con garantías… Todo sin el apoyo de la empresa, lógico, con el silencio cómplice de CCOO y UGT, ilógico, y con el consecuente apoyo del SAT. Desde el Equipo de Gobierno se pusieron algunas pequeñas zancadillas, como decanos que no daban permiso para poner carteles o las propias mesas de voto. Pero, sobre todo, hubo un intento muy grave de censura de la convocatoria, ya que al poco tiempo de comenzar el voto online se cerró la página de ADIUS con la excusa de que vulneraba el derecho a la protección de datos del profesorado. A los pocos días el rectorado no tuvo más remedio que rectificar ante la evidencia de que no se estaba haciendo nada ilegal por parte de ADIUS.

La jornada del referéndum transcurrió sin incidencias. Incluso hubo alumnado que, a pesar de las dudas que les generaba una huelga en periodo de exámenes, quisieron participar y se les animaba a organizarse para hacer algo coordinado con la protesta del profesorado.

La reacción del Rector tras la consulta, diciendo que el profesorado quiere tomar de rehenes al alumnado, metiendo miedo al estudiantado amenazándoles con que su examen será evaluado por otros profesores, e insistiendo en que ADIUS no es nadie con quien sentarse a negociar, me hacen pensar que lo que ADIUS ha puesto en marcha va en buen sentido y es ya imparable. 1.028 profesores son sólo la cuarta parte del PDI de la US, pero también son 20 veces más de los 50 que acudieron al primer desayuno asambleario cinco meses antes.

Ahora la pelota está en el tejado del Rector y de los representantes sindicales de CCOO y UGT. A pesar de las declaraciones del Rector, y del silencio de CCOO y UGT, esperamos que realicen algún movimiento que les acerque a las ‘líneas verdes’ que ha trazado ADIUS. Si no, la huelga será responsabilidad del Rector por negarse a dialogar.

Miguel Ángel Olalla es profesor de matemáticas, delegado sindical del SAT y claustral de ADIUS en la Universidad de Sevilla.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×