Agenda anticapitalista

En lucha ante el llamamiento “No hay tiempo que perder”

20/11/2015

En lucha

no-hay-tiempo-que-perder
Damos la bienvenida a la iniciativa No hay tiempo que perder, y agradecemos la invitación a participar en el encuentro estatal de Málaga del 28 de noviembre. Desgraciadamente no nos es posible asistir a dicho encuentro. Compartimos en su mayoría el fondo del llamamiento y nos gustaría aprovechar la oportunidad para realizar una contribución fraternal al debate.

Un programa de ruptura unido a una perspectiva práctica
Compartimos en general los puntos concretos de programa que se mencionan en la declaración: la necesidad de una ruptura con el régimen del 78; la defensa de los servicios públicos; el impago de la deuda; la ruptura con la UE y el Euro (si es esto lo que se entiende por “romper con la lógica de esta UE”); el derecho efectivo a de decidir de las naciones oprimidas; la liberación de las mujeres y los colectivos oprimidos; etc.

Aún así, echamos de menos una referencia explícita a la lucha contra el fascismo, el racismo y de manera especial la islamofobia, cuestiones imprescindibles en el actual contexto. También convendría prestar mayor atención a cuestiones internacionales, refiriendo concretamente la oposición al imperialismo y las guerras, especialmente en Oriente Medio y más específicamente en Siria. Asimismo, es necesario plantear que rechazar el imperialismo estadounidense no debe significar apoyar el imperialismo ruso, sino defender un antiimperialismo desde abajo. En este sentido la declaración Alliberament99 puede ser una buena base política a tener en cuenta.

En algunas de estas cuestiones, es esencial aplicar la estrategia del frente único, como lo es Unidad Contra el Fascismo y el Racismo (UCFR). El hecho de fortalecer y organizar mejor la izquierda anticapitalista no debe contraponerse a la creación de espacios amplios de este tipo, sino todo lo contrario. Una izquierda anticapitalista más fuerte debería darnos más capacidad para construir las luchas y los movimientos amplios que hacen falta para convertir nuestras demandas en realidad.

Aprendiendo de nuestras experiencias y referentes cercanos
Para la construcción de referentes políticos, un modelo interesante de confluencia de la izquierda anticapitalista es Antarsya, que juega un papel muy importante en Grecia. Nuestra organización hermana helena, el SEK, es un elemento clave de Antarsya, y su trabajo allí es una fuente de inspiración y orgullo para En Lucha. Sin embargo, la cultura política griega difiere mucho de la que hay ahora en el Estado español. A diferencia de Grecia, la mayoría de la gente anticapitalista aquí no forma parte de ningún partido. En el Estado español una simple coalición de las organizaciones anticapitalistas, asumiendo que esta fuera posible, dejaría fuera a gran parte del anticapitalismo social. Esto también es reflejo de un mayor grado de polarización de clase existente en Grecia, mucho más atenuado y difuso en nuestro caso si tenemos en cuenta el peso de los movimientos sociales y nacionales.

En Catalunya, activistas de En Lluita han contribuido a la construcción de la CUP. Esta es otra experiencia que puede ser una fuente de ideas útil sin tomarla como un modelo a aplicar mecánicamente:
Por un lado, la CUP no la forman una suma de organizaciones o siglas, sino que la constituyen activistas que se organizan de manera asamblearia. En sus inicios, se limitó a la izquierda independentista clásica, pero su modelo organizativo ha permitido la plena participación de activistas, con o sin otra militancia, procedentes de mucho más allá de las organizaciones independentistas de siempre, incluyendo a gente de En Lluita.

Por otro lado, las CUP surgieron desde el trabajo en los municipios; sólo más tarde, y con esta base, empezó a constituirse en el conjunto del territorio y finalmente entró en el Parlament. La CUP siempre ha insistido que hay que tomar el tiempo necesario para construir sobre bases sólidas, sin prisas. Es la plasmación del proverbio que una persona que quiere ir rápido debe caminar sola, una persona que quiere llegar lejos debe ir acompañada.

Sobre cómo construir referentes políticos de ruptura
Como ya apuntábamos, en el Estado español hay activistas anticapitalistas sin afiliación política procedentes del 15M, en la PAH, en el sindicalismo (no sólo en los sindicatos de izquierdas sino también dentro de los mayoritarios), etc. La construcción de una izquierda anticapitalista más fuerte y amplia debe mantener la puerta abierta a toda esta gente, planteando los debates necesarios sin sectarismos ni barreras de forma.

Respecto a las candidaturas regeneracionistas y los proyectos o partidos sobre los que éstas se han constituido, sabemos que ha habido muchas decepciones y divisiones. Sin embargo, aún hay personas que siguen leales a Podemos o a Izquierda Unida pero que en el fondo comparten nuestros principios. El llamamiento “No hay tiempo que perder” tiene en cuenta este extremo, pero se centra en su oposición a estos espacios. Lo que nos deberíamos preguntar es si para la construcción de una alternativa política nacida desde la unidad en la calle y en las luchas es necesaria la búsqueda de una oposición directa con otras estructuras, especialmente los proyectos electoralistas en un contexto preelectoral. Desde En lucha creemos que sería más interesante plantear un proyecto en positivo, en base a propuestas políticas y sobre todo estrategias de lucha capaces de sumar.

Por lo que a dinámicas de construcción respecta, cualquier liderazgo real en un proyecto que tenga el objetivo de sumar se tendrá que construir desde la base, desde los territorios. Lo precipitado de la declaración y la convocatoria no facilitan la participación real ni permite que los diferentes sectores se sientan implicados en el proceso. Tanto Podemos como Unidad Popular se crearon desde arriba, con declaraciones ya hechas, y con prisas. Es verdad que no hay tiempo que perder, pero hará falta mucha paciencia y mucha búsqueda de complicidades para construir algo sólido y evitar reproducir los errores de proyectos anteriores. Por todo lo argumentado pensamos que el encuentro de Málaga del sábado 28 debería ser una primera toma de contacto que no debería dar lugar a estructuras fijas ni liderazgos.

Para terminar, en el Estado español hay miles, quizás decenas de miles de personas que deberían, en principio, formar parte de un proyecto anticapitalista serio. Para avanzar en esta dirección necesitaremos mucha generosidad, mucha amplitud de miras. Para ello será necesario superar sospechas y malos rollos del pasado, incluso del pasado muy reciente, pero también tener en cuenta los diferentes contextos territoriales, en especial el de Catalunya. Si logramos combinar la defensa de unos principios claros en una izquierda anticapitalista flexible y coherente con el impulso de luchas amplias y unitarias alrededor de puntos concretos, podremos centrarnos en lo que nos une en los diferentes ámbitos para transformar este tipo de iniciativas de unidad en algo efectivo. En En lucha estamos por la labor de hacerlo.

En lucha – Organización Anticapitalista Revolucionaria

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×