Agenda anticapitalista

¿De qué nos servirá Podemos?

19/01/2014

Toni Pizà

Pablo Iglesias ha sido uno de los principales impulsores de Podemos.

Pablo Iglesias ha sido uno de los principales impulsores de Podemos.

Podemos solo servirá si nos ayuda a auto-organizar a las personas de abajo, combinar un buen discurso programático con movilización y tener muy claro que lo electoral no basta por sí mismo, que necesitamos fuerza viva y no solo votos. La crítica más dura que quizá se le puede hacer al proyecto es que hay una cierta izquierda, que está en el corazón de Podemos, que tiene razón cuando habla de acumular poder. Pero acumular poder no es ganar votos y tener una opción electoral para las personas de abajo, esto no basta para nada. Sin embargo, para polemizar con los compañeros y compañeras creo que las personas revolucionarias de fuera de Catalunya nos hemos de implicar en los comités de apoyo, con la perspectiva adecuada. Siempre teniendo en cuenta que en el resto de territorios de los Països Catalans, como Mallorca, parece muy interesante ser capaces de construir un municipalismo de combate en la línea de las CUP, pero los proyectos no son excluyentes, más allá del músculo militante que tengan las personas activistas en cada territorio.

Acoger a Podemos las demandas de los movimientos es interesante, pero se deben dar algunas batallas políticas para evitar que Podemos se convierta en una herramienta posibilista en la deriva del reformismo radical de Syriza. Obviamente, no nos podemos posicionar como la vieja guardia con el discurso del “no participaremos si la candidatura no tiene el programa de transición perfecto y representa al proletariado industrial” (sic). Necesitamos entender que el proyecto, aunque surge de una manera de hacer (manifiesto de unos pocos intelectuales, presentación pública cocinada por candidatos mediáticos, carrera electoral desesperada por unas europeas…) que no responde a la cultura política que más nos representa, tiene la potencialidad de reunir a amplias capas de activistas y gente de clase trabajadora en torno a una alternativa política real. Si Podemos termina en un farol electoral, en una propuesta más al estercolero de la historia, o si se convierte en una herramienta de combate para la clase trabajadora dependerá de la orientación política que tome. Si es una maquinaria electoral y mediática, puede tener unos buenos resultados electorales y desaparecer en el próximo ciclo de luchas.

A nivel programático, también pasa por romper con la UE y el euro, no pagar la deuda, nacionalizar bajo control obrero los sectores principales de la economía y sobre todo la batalla constante de no poner nuestras esperanzas en un gobierno de izquierda a lo Syriza que tiene las manos atadas por los grandes capitales y las estructuras de poder del estado.

Hechas estas críticas, que Podemos pueda llegar a ser una herramienta política útil para las subalternas dependerá más de que seamos capaces de enraizar sus políticas y su composición orgánica en las luchas populares. Solo hablaremos de algo que valga la pena si es una herramienta electoral para dar la voz a las de bajo y representar una alternativa diferente a la de la Europa del capital y la austeridad en las elecciones, pero además es capaz de articularse desde y para las luchas de la clase trabajadora, empujando y aprendiendo de las huelgas, las movilizaciones, de Gamonal y de las mareas; dejando de lado los viejos tics de la vieja política, aprendiendo de la calle y los puestos de trabajo y del hilo rojo de la historia.

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×