Agenda anticapitalista

Corbyn transforma el mapa político británico

30/09/2015

Steve Cannon y Lynne Hunter

Jeremy Corbyn speech

La victoria de Jeremy Corbyn en las elecciones a líder del Partido Laborista en Reino Unido ha sido una de las sorpresas más grandes de la historia política parlamentaria británica.

Corbyn solo había recibido la última nominación necesaria a pocos minutos de la hora de entrega. Algunos diputados que le nominaron decían que fue solo para facilitar un debate, que ni siquiera iban a votar por el candidato de izquierdas. Por eso las casas de apuestas lo situaban a 200/1, es decir: sin posibilidades de ganar.

Pero una vez salida de las manos de los diputados, la reacción de la afiliación de base y los sindicatos cambió rápidamente esa actitud.

Corbyn empezó una serie de mítines en todas partes del país. De boca en boca, y a través de los redes sociales, esa campaña ganó tanta popularidad como para producir las reuniones políticas más grandes desde el movimiento anti-guerra de 2003.

En Liverpool, Glasgow, Manchester, Londres… decenas de miles de personas asistieron, en números tan grandes que Corbyn, muchas veces, tenía que hablar adentro y afuera, desde un camión o un coche de bomberos, para hablar al montón de gente entusiasmado por su candidatura y la posibilidad de un cambio en las ideas políticas dominantes.

Los resultados el día 12 de Septiembre representaron una victoria aplastante para Corbyn, y la izquierda. Dos veces más que su rival más cercano, Andy Burnham; victoria absoluta desde la primera ronda de votos, casi 60% en total y 84% de las personas aficionadas del Laborismo que se habían inscrito para participar.

¿Cómo se ha producido un resultado así?

  • La derecha del partido estaba manipulando las reglas desde hace mucho, intentando así marginar a los líderes sindicales.
  • El líder laborista saliente, Miliband, había introducido un nuevo sistema de voto individual y descartado el voto de bloque sindical. Además, la idea que elaboró fue invitar a votar a simpatizantes por un precio de inscripción de solo £3.
  • En realidad han interpretado muy mal su propio partido, porque lejos de votar para la derecha y sus candidatos supuestamente conectados a la opinión pública, tanto la afiliación como las personas simpatizantes han mostrado su hartazgo total con la política neoliberal de sus dirigentes, y que la ‘austeridad dulce’ ofrecida por Miliband ya no es suficiente para distinguir su partido del gobierno conservador.

Desde la victoria de Corbyn la respuesta de la derecha ha sido como era de esperar: ataques de los medios de comunicación (que Corbyn representa una amenaza a la seguridad nacional; que no canta el himno…) y también desde la derecha de su partido. Siete diputados anunciaron inmediatamente que no iban a servir con Corbyn, otros decían a los medios, de manera anónima, que “solo tendría un año”, indcando que los complots ya han empezado. Pero en general el resultado les ha callado.
La izquierda laborista se encuentra en una posición inesperada y sin precedente en su historia. La categoría de “aficionados” (simpatizantes) y votantes ha mostrado claramente que son gente de izquierdas que solo quiere involucrarse en el partido si empieza a representar sus ideas. Quince mil personas se afiliaron en las primeras 24 horas. El periódico The Independent informó que unas 62000 personas se afiliaron antes del cierre del censo el día 22 de septiembre. Esa cifra de nueva afiliación representa más que la afiliación total del partido liberal-demócrata, y también más que los 47000 personas afiliadas en total de los populistas de derecha, UKIP.
¿Qué significa la victoria de Corbyn?

  • Sus votantes son jóvenes. Su participación en la elección y la afiliación de mucha gente joven representa un cambio enorme: una aumento masivo de la participación de gente joven dentro del laborismo.
  • El fin de la actitud abusiva del partido Laborista hacia sus votantes y afiliación. Ya no son carne de cañón para lideres de la derecha como Blair: se han situado muy a la izquierda de sus representantes en el Parlamento y quieren utilizar su poder para influir en la política
  • El renacimiento de la izquierda laborista puede tener un gran efecto sobre la lucha en las calles y los lugares de trabajo: el entusiasmo de la campaña no será para esperar las elecciones de 2020

¿Y el futuro?

  • Desconocido – Tony Benn, el gran héroe de la izquierda laborista, nunca conquistó esa posición, a pesar de movilizar miles de personas dentro del partido en los años 80: estamos en una situación sin precedente.
  • Ya se han organizado reuniones grandes y entusiasmadas, con nuevas activistas jóvenes. Por ejemplo, un grupo que se llama ‘Red Labour’ (laboristas rojos) se estableció hace unos 4 años por unos activistas laboristas en respuesta a un discurso de Miliband hablando de ‘Blue Labour’ (laborismo azul). En Newcastle, al noreste de Inglaterra, unas 150 personas asistieron a una reunión de ‘Red Labour’ la semana pasada. Gente muy nueva a la política y muy emocionada y motivada por la victoria de Corbyn.
  • También se ha propuesto una nueva organización de Juventudes Socialistas dentro del partido, abierta a la afiliación con 27 años o menos.
  • Esta movilización laborista coincide con el cambio de ambiente sobre la cuestión de migrantes y refugiados. También allí es la gente joven que se reúne con activistas establecidas para luchar contra el racismo del gobierno y los medios.
  • Pero la derecha no va a desaparecer del laborismo. Y aun menos de los medios de comunicación. La presión sobre Corbyn va a ser intensa, para ablandar sus posiciones, buscar compromisos con los diputados a su derecha etc.

¿Qué papel para la izquierda revolucionaria?

  • Gente de la periferia de la izquierda revolucionaria se va afiliando al partido laborista. No hay sorpresa en esto, pero se nota que la actitud de ese movimiento Corbynista no es en general hostil a las y los revolucionarios.
  • Tenemos que poner el énfasis en la movilización de masas para efectuar cambios reales en la sociedad. El día 4 de Octubre los sindicatos han llamado a una concentración de masas al Congreso del Partido Conservador. Esa nos indicará qué orientación el Laborismo (y sobre todo el Corbynismo) va a ofrecer al movimiento en el próximo periodo. También las leyes anti-sindicales del gobierno acaban de pasar su segunda fase en el parlamento: ¿van a responder los líderes sindicales..?
  • Tenemos que trabajar juntos, de manera abierta y no sectaria en las luchas contra los recortes, el racismo…

La elección de Corbyn también representa una sorpresa enorme para la izquierda revolucionaria. Pero una sorpresa muy bienvenida, y representa una oportunidad: podemos contribuir a la forma y las ideas de esa nueva generación de activistas de izquierda, y así a la futura forma de la izquierda británica. Pero solo si conseguimos que la orientación del movimiento no gire únicamente al parlamentarismo y las luchas internas del laborismo.

Steve Cannon y Lynne Hunter (miembros del Socialist Workers Party, organización hermana en Inglaterra de En Lucha/EnLluita)

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×