Agenda anticapitalista

Atentado en Ankara: Erdogan tiene las manos manchadas de sangre

12/10/2015

International Socialist Tendency

baris

Más de un centenar de personas han muerto y hay decenas más heridas de gravedad después de un ataque con bomba en una manifestación por la paz en la capital turca, Ankara. Ofrecemos nuestras condolencias a sus familiares, amigos y amigas y nos solidarizamos con todas aquellas personas que exigen justicia.

La manifestación, convocada por los sindicatos, estaba desarmada y pacífica. Se trataba de poner fin a la guerra del Estado turco contra el pueblo kurdo, que se reanudó en julio, cuando el gobierno de Recep Tayyip Erdogan puso fin al proceso de paz. El evento fue apoyado por muchos de las comunidades kurda y aleví, junto con organizaciones de izquierda, incluyendo al DSIP, una filial de la Tendencia Socialista Internacional, uno de cuyos miembros fue herido en el ataque.

No sólo fue que la policía turca no pudiera garantizar la seguridad de la manifestación, sino que una vez que llegaron al lugar de la explosión atacaron con gases lacrimogenes a la gente que trataba de ayudar a las personas heridas. No puede ser una coincidencia que las bombas explotaran en el lugar donde los miembros del Partido Democrático del Pueblo (HDP) se estaban reuniendo. El HDP ha unido a sectores de la izquierda con el movimiento de liberación kurda y, en un avance histórico en junio de este año, pasó el umbral del 10 por ciento necesario para entrar en el parlamento turco, ganando 80 diputados. Esto ha provocado la ira de Justicia y Desarrollo, el partido gobernante (AKP).

En los meses previos a las elecciones generales de junio hubo 200 ataques a eventos y oficinas del HDP, incluyendo un ataque con bomba contra un mitin preelectoral en el que murieron cuatro personas. La policía turca no hizo nada para detener esta ola de violencia o atrapar a los culpables.

Desde entonces, Erdogan ha intensificado el clima de represión e intimidación sobre el HDP. En un discurso en agosto denunció la HDP como una “organización terrorista” al que se tenía que “dar una lección”. Este mismo lenguaje ha sido adoptado por una serie de grupos cercanos al AKP, así como los vinculados a la extrema derecha Partido del Movimiento Nacionalista (MHP).
El propio Estado turco, además de librar una guerra contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), ha asesinado a civiles kurdos. En septiembre la policía puso en sitio a la ciudad de Cizre en la frontera con Siria. Más de 20 personas fueron asesinadas en la ciudad, incluyendo menores.

No es de extrañar que las multitudes en Ankara, y en las ciudades de toda Europa, a raíz de los atentados respondieron con el lema “Erdoğan-Killer”. Somos claros: Erdoğan tiene sus manos manchadas de sangre.
Los líderes occidentales están en connivencia en la guerra contra los kurdos y la izquierda turca. Turquía sigue siendo un miembro de la OTAN, cuyo secretario general, simplemente se hizo eco de la propaganda del gobierno turco, que describe el atentado como un “ataque terrorista”. La Unión Europea, Gran Bretaña y los EE.UU. también persiguen el PKK, que sigue siendo una organización proscrita. Han apoyado que Turquía haya masacrado al pueblo kurdo que lucha por su libertad.

El HDP ha expresado su determinación de continuar la lucha. Dos días de huelga han sido convocados por los sindicatos que ayudaron a organizar la manifestación. El coraje del movimiento frente la intimidación y la violencia que ha sufrido es una inspiración para la izquierda en todo el mundo. Estamos juntos y juntas con el movimiento de solidaridad que se desarrolla a nivel internacional.

– Solidaridad con el HDP; apoyo las huelgas.
– Victoria a la lucha de liberación del pueblo kurdo.
– No a la violencia del Estado turco.
– Fuera Erdoğan.
– Libertad para Öcalan.
– No a la ilegalización del PKK.

Coordinación de la Tendencia Socialista Internacional.  12 de octubre 2015

Formulario de suscripción

Rellena este formulario si quieres suscribirte a alguna de nuestras publicaciones.

Periódico En Lucha y revista La Hiedra - 25€ / año
Periódico En Lucha - 15€ / año
Revista La Hiedra - 12€ / año

×